Lo que el esteticista aconseja a las embarazadas

Tratamientos contra estrías, celulitis, retención de líquidos y manchas en la piel

 
El embarazo afecta de forma diferente a unas mujeres y a otras. Pero los cambios hormonales que se experimentan pueden "provocar la aparición de estrías, celulitis y retención de líquidos en el cuerpo y trastornos en la piel del rostro", según explica la especialista Leticia Carrera, directora técnica de los centros Felicidad Carrera. Ella ofrece estos consejos a las embarazadas:
 
•   Cuidado con algunos cosméticos: Existen una serie de ingredientes que no deben utilizarse durante el embarazo, como el  ácido retinoico, el ácido glicólico y el salicílico. Por tanto, no es el momento de hacer "peelings". Tampoco son convenientes los aceites esenciales de algunas plantas, como la sabina o la ruda, con un alto contenido en terpenos que pueden ser abortivos.
   
•   Se recomienda evitar cualquier aparatología que penetre a través de la piel, como los ultrasonidos, el láser, la radiofrecuencia o las radiaciones, no porque tengan riesgos demostrados, sino por precaución.
   
•   Utilizar un protector solar de pantalla total todos los días para salir de casa, independientemente de la estación del año, para evitar la aparición de cloasma.
   
•   Para prevenir las estrías aplicarse dos veces al día un tratamiento cosmético antiestrías en el abdomen, mamas y muslos.
   
•   Hacerse tratamientos para evitar la celulitis y cuidar la alimentación, evitando las grasas saturadas.
   
•   Para sentirse bien y tratar o evitar molestias o dolores recomiendan sesiones de corrección postural, masajes descontracturantes de espalda y drenajes linfáticos para las piernas cansadas.
   
•   Cuidar su imagen para mantener su autoestima es algo muy importante. Muchas mujeres renuncian a sentirse guapas durante la gestación y precisamente es un momento en el que pueden estar especialmente radiantes.
   
   
   

Tratamientos para el rostro de la embarazada

 
 
Limpieza de cara profunda
 
Existen varios problemas estéticos que pueden afectar a la piel del rostro: sequedad, aparición de brotes de acné, aparición  de manchas y el temido melasma. Y es que los cambios hormonales pueden volverla repentinamente seca o, todo lo contrario, aumentar la grasa considerable. "Para controlar todos estos cambios, especialmente los que afectan a la grasa, hay que mantener la piel muy limpia e hidratada, aconseja Leticia Carrera. En el centro Felicidad Carrera realizan limpiezas profundas que retiran toda la suciedad con productos limpiadores, aplicando el vapor frío ozonizado en las zonas del rostro más sucias para facilitar la extracción sin que queden marcas. A continuación aplican una mascarilla purificante y relajante. Durante el tiempo de aplicación de la mascarilla, dan un masaje relajante en los pies para relajar aún más a la embarazada.
 
Tratamientos seborreguladores de hidratación intensiva
 
La deshidratación es la pérdida de agua, que puede darse también en pieles grasas, es conveniente hidratar la piel para tener una piel más elástica y evitar las arrugas futuras. Los cambios hormonales pueden provocar deshidratación de la piel en algunas mujeres y exceso de grasa al mismo tiempo. Para controlar estos efectos el centro Felicidad Carrera ofrece a embarazas un tratamiento hidratante, seborregulador y "flash" de belleza. Se trata un protocolo de limpieza, exfoliación enzimática suave, masaje relajante con productos específicos que culmina aplicando oxígeno puro sobre la piel con uno de los pocos equipos que se puede usar durante el embarazo. Al recuperar oxígeno las células, pueden fabricar colágeno y la piel recupera elasticidad. Es un tratamiento muy hidratante, que mejora mucho las pieles grasas o seborreicas porque el oxígeno es regulador de la secreción sebácea. Además actúa como tratamiento iluminador en las pieles cansadas.
 
Tratamiento regulador de la melanina
 
Para evitar o tratar las manchas de la cara, el temido cloasma. Este tipo de manchas aparece en el 70 por ciento de las mujeres embarazadas debido al aumento de estrógenos y progesterona. Son pigmentaciones con forma de mapa, que surgen por la frente, los pómulos y encima del labio superior. A veces desaparecen después del parto, pero otras veces no. Empeoran al contacto con el sol, así que es muy importante utilizar una alta protección para evitar que vayan a más. Los tratamientos más radicales habrá que hacerlos después del embarazo, ya que en esta etapa están especialmente contraindicados los "peelings" químicos. Leticia Carrera recomienda seguir unos cuidados en casa con un tratamiento regulador de la melanina: el protocolo cosmético de origen japonés Whitesift, de la marca Sognie. Los principios activos que incluyen los productos tienen la denominación autorizada en nuestro país de "quasimedicamentos" por su alta concentración del denominado "glutathion" encapsulado. Este ingrediente es capaz de penetrar en profundidad e inhibir la síntesis y activación de la tirosinasa, la enzima encargada de producir melanina. Se utiliza en mujeres embarazadas de forma preventiva o cuando ya ha aparecido el cloasma, para su tratamiento. Productos: serum de día con SPF 27, serum de noche reparador, mascarilla reguladora intensiva y loción.