Dermatitis atópica

Dersura

   
La dermatitis atópica es una enfermedad recurrente de la piel, que se caracteriza por erupciones pruriginosas con enrojecimiento, picor y sequedad de la piel. Es muy frecuente en niños y de difícil tratamiento.

 
Se desconocen las causas exactas de su aparición pero se sabe que la predisposición a padecerla es hereditaria.

El tratamiento terapéutico de la enfermedad se dirige en gran medida a hidratar la piel y retener la hidratación mediante sustancias hidratantes.

El tratamiento médico se realiza mediante el uso de corticoides tópicos para los brotes de la enfermedad, antihistamínicos para el picor y antibióticos si existe infección de la piel.

Dado que en la mayoría de los casos la causa es desconocida, el tratamiento primario se centrará en el alivio o eliminación de los síntomas. Para ello, el uso de agentes tópicos en forma de geles, sprays, colutorios, etc. protege la herida, alivia y permite la actuación de las sustancias tópicas administradas. 
 
Para más información accede a la web de la dermatitis atópica

Lactancia materna