Ecografía
embarazo
 

Ecografía embarazo

 
 
¿Cuál es el objetivo de la ecografía de la semana 12?
 
Ecografía de la semana 20 ¿Se necesita algún tipo de preparación?
 
Ecografía en 4D de un feto de 12 semanas "mirando a la camara"
 
 

"El ébola mata al 99% de las embarazadas: son más vulnerables"

El virus se ceba con los bebés y los niños menores de 5 años


El virus del ébola ataca cruelmente a las embarazadas, sus bebés y a los niños menores de cinco años. Las gestantes que sobreviven al virus se cuentan con los dedos, según el testimonio de Miriam Alía, coordinadora médica en la Unidad de Emergencias de Médicos Sin Fronteras (MSF).

Ha estado y sigue estando en el ojo del huracán del ébola: Guinea, Liberia, Sierra Leona, y ahora, en Senegal, donde ayuda a parar esta enfermedad.



Carmen Arnanz
 
El ébola mata al 99% de las embarazadas: son más vulnerables

¿Por qué es tan letal el virus del ébola en las mujeres -dos tercios de los fallecidos los son- y especialmente en las embarazadas?


El virus se transmite a través de todos los fluidos de personas enfermas: ataca especialmente al personal de salud y a todos aquellos que las cuidan. En el caso de las embarazadas, sí existe una mortalidad mayor demostrada, del 99%, respecto al resto de mujeres. Se desconoce el mecanismo exacto por el cual el virus es más rápido y más letal, pero pensamos que es debido al esfuerzo extra para el sistema inmunológico y a la rápida deshidratación.  Esto no pasa sólo en embarazadas: también los niños menores de cinco años tienen mayor mortalidad.

Hay más mujeres afectadas, entre un 55 y un 60% de los casos, porque son ellas las que cuidan a los enfermos y las que se encargan también de preparar el cuerpo en caso de fallecimiento. Al estar más expuestas, hay más incidencia. También en esta epidemia, la letalidad entre las mujeres contagiadas es mayor que en los hombres, pero no existe una causa única: además de lo dicho, influye el tiempo entre el inicio de síntomas y el comienzo del tratamiento y del estado de salud previo.

¿Qué casos otros conoce de embarazadas que hayan sobrevivido? Hemos leído en la prensa casos excepcionales que usted relata: Therese y Janette.


 
Therese y Janette: embarazadas supervivientes del ébola
Los de Therese y Janette son casos que conocí personalmente. Sé que han existido otros casos, pero no tendremos datos exactos hasta el final de la epidemia. Con el número de nuevos casos creciendo cada día, las cifras de casos, muertes o embarazadas quedan obsoletas de un día para otro. Lo que si hemos hecho es trabajar en un protocolo de tratamiento especial para embarazadas, para ofrecerles el mejor tratamiento posible dentro de los centros y minimizar el riesgo para ellas, y para el personal.

¿Cómo ataca este virus al feto a través del líquido amniótico? ¿Cómo ataca a la embarazada?


El virus del ébola está presente en todos los fluidos, incluido el líquido amniótico, incluso algunos días después de que la madre ya sea negativa. En el caso de la embarazada, la transmisión es a través de contacto con una persona enferma, con objetos contaminados o con el cuerpo de un fallecido de ébola. No existe una diferencia en el mecanismo de acción, pero sí en la menor capacidad de respuesta inmunitaria por parte de las embarazadas, que son más vulnerables.

¿Están contraindicadas las cesáreas y las episiotomías en caso de madres con el virus?


La mayor parte de las embarazadas con ebola sufren un aborto, independientemente del momento gestacional. Las cesáreas no están indicadas porque el feto fallece antes de que se pueda hacer la cesárea, y además porque sería casi imposible hacerlo en las condiciones de protección del centro de tratamiento de ébola.

Además, cualquier técnica invasiva, puede provocar un sangrado masivo en estos pacientes. Lo que hacemos es esperar que empiece el parto espontáneamente, o se hace una inducción química, con oxitócica o misoprostol. Los hijos de Therese o Jeanette llevaban muerto varios días antes de que ella empezara con trabajo de parto. En cuanto a la episiotomía, por la misma razón que la cesárea está contraindicada. El caso de Therese es excepcional, debido que tenía una mutilación genital extrema y sí se le practicó episiotomía.

¿Conoce algún recién nacido que haya sobrevivido al ébola?


No, solo sé de un caso de un recién nacido vivo, pero fue positivo al momento del nacimiento y falleció a los seis días.

¿Qué es lo que más le impresiona de este virus cuando ataca a una embarazada?


Impresiona lo luchadoras que son estas mujeres. Therese llego andando desde Sierra Leona. Las que sobreviven, sobreviven a un aborto, al ébola y cuando salen tienen que hacer frente a la estigmatización y a veces al abandono.

¿Qué medidas de prevención contra el ébola recomienda a las embarazadas y a los bebés más pequeños?


Las mismas que a toda la población: lavado de manos frecuente, y ningún contacto con enfermos de ebola o fallecidos por la enfermedad. Y si presentan síntomas, ir lo antes posible al centro de tratamiento. En el caso de los niños, cuando la madre está enferma debemos parar -y creo que es la única vez que lo aconsejamos-, la lactancia materna, porque la leche materna también contiene el virus del ébola.

En caso de que alguna vacuna tuviera éxito, ¿las administrarían a las embarazadas?


Esto tendría que definirlo el laboratorio pero espero que la vacuna, cuando exista, pueda cubrir a todo el mundo porque el ebola no entiende de edades ni estado gestacional.

Las personas que se curan, como Therese, por ejemplo, ¿cree que tienen un sistema inmunitario más fuerte o se debe a que ha sido atendido en estadios precoces de la enfermedad?


Existen varios factores: influye el nivel de virus en el momento de contacto, es decir, es más fácil contagiarse manipulando a fallecidos que tienen carga viral más alta; interviene también la precocidad del inicio del tratamiento; y, por último, están las diferencias inmunológicas. Este es el objetivo de nuestro tratamiento: poner todas las condiciones para que el sistema inmunológico responda lo antes posible, generando anticuerpos. Y eso incluye, no solo la atención medica clínica, sino psicológica.

¿Cree que en España somos conscientes de la gravedad de la situación de este brote de ébola?


A veces tendemos a quedarnos en lo anecdótico, en los casos particulares, con los que es más fácil sentirse identificado.

Pero ésta es probablemente la peor epidemia del siglo XXI. En Haití tuvimos 100.000 casos de cólera pero el número de muertos fue mucho menor que en esta epidemia de ébola. Hay que añadir un número indeterminado, pero muy alto de muertes indirectas. Los servicios de salud de Guinea, Sierra Leona y Liberia han colapsado, y la población muere de malaria o por falta de servicios de maternidad.

Cómo podríamos ayudarles desde aquí?

Ninguna organización no gubernamental tiene recursos para responder a esta epidemia. Nuestros centros cuentan con más de 500 camas en unidades de aislamiento pero están repletos y apenas pueden admitir a nuevos pacientes. Deben ser los países con capacidad para responder a amenazas biológicas los que destinen recursos, equipos y suministros al terreno. Solo una respuesta de solidaridad internacional puede contener la epidemia en los países afectados.

Hasta ahora la respuesta de la comunidad internacional -y eso incluye a España- no se ha materializado en el terreno. Hacen falta manos, médicos, enfermeras, centros de tratamiento, laboratorios, equipos de desinfección, ambulancias.

Y hacen falta ya, ahora; y así lo hemos dicho hasta en cuatro ocasiones en Naciones Unidas en el último mes. Como ciudadanos, podemos pedirles a nuestros Gobiernos que no dejen que unos pocos estados carguen con todo el peso de la respuesta y se sumen al compromiso, apoyen los esfuerzos de la OMS y, bajo su liderazgo, desplieguen en el terreno equipos especializados en riesgos biológicos.

Médicos sin Fronteras tiene en la actualidad casi 3.000 personas trabajando en los cinco países afectados -además de la República Democrática del Congo, donde se ha decretado un brote diferente- y el presupuesto previsto de la intervención supera los 45 millones de euros.
El virus del ébola se ceba con los bebés y los niños menores de 5 años