Dar el pecho: ¿Por qué duele a casi todas las madres?

 

Nadie duda que el periodo de lactancia materna sea un periodo especial en la vida de cualquier mujer que acaba de dar a luz. Es un periodo de vínculo especial, de intimidad y único en la relación que se está "formalizando" entre madre e hijo. A pesar de estas consideraciones positivas, este periodo acarrea también momentos de estrés, desesperación, desconfianza, pesimismo y molestias en la madre que amamanta.

 

El dolor en la mama o en el pezón es una de las quejas más frecuentes en las mujeres que están lactando a sus bebes. Normalmente este dolor aparece en los primeros días de la lactancia y posteriormente va cediendo progresivamente. Estas molestias se deben a los cambios morfológicos que aparecen en la mama en este periodo y que producen distención del tejido mamario, además de a una técnica inadecuada de lactancia.

 

Consejos para evitar el dolor en la lactancia

  • El dolor en la mama puede ser causado por múltiples problemas, desde una pequeña herida o erosión en el pezón, hasta una mastitis, pasando por una simple succión fuerte por parte del bebé, o simplemente por la ingurgitación mamaria que se produce en el tiempo entre tomas.
  • Para evitar la aparición de estos problemas la técnica de lactancia debe de depurarse. En la boca del bebé deben introducirse todo el pezón y la mayor parte de la areola y conseguir una colocación correcta de la mandíbula del bebé. Se recomienda cambiar la posición del bebé durante la toma, de forma que debemos ir rotándolo para que así consiga vaciar todas las zonas de las glándulas mamarias. De esta forma se previene la formación de quistes, posibilidad de mastitis....
  • Para evitar la aparición de erosiones o heridas, sobre los pezones debe de evitarse el uso de sustancias como el alcohol, jabones o agentes que sequen la zona, ya que pueden empeorar la sensación de irritación y el traumatismo del pezón. Lo ideal es dejar que el pezón se seque de forma espontánea tras la toma tras simplemente lavarlo con agua. Es también adecuado extender un poco de la propia leche sobre la zona y dejar secar posteriormente.
  • Existen en el mercado pomadas que contienen lanolina, pomadas con vitamina A y vitamina D, vaselina, pomadas antibióticas y aceite de vitamina E que pueden aplicarse sobre el pezón erosionado para reparar y cicatrizar las lesiones producidas.
  • A pesar de todos estos cuidados, hasta el 35 por ciento de las mujeres que están realizando lactancia materna presentan lesiones en los pezones en los primeros cinco días tras el nacimiento. En cuanto al dolor mamario, este porcentaje aumenta hasta el 70 por ciento del total de mujeres lactantes.
 
Natalben: El Embarazo y tus dudas

Blog del embarazo

Sobre el blog
 

El blog de Las dudas de mi espera, surge de las inquietudes y preocupaciones de todas aquellas gestantes que acuden a nuestras consultas. Son todas ellas y todas vosotras las creadoras de esta plataforma de información, desarrollada con el único fin de ayudar a las futuras mamas que quieren hacer de su espera un momento lleno de felicidad y tranquilidad.

 
Sobre las autoras

Las ginecólogas Miriam de la Puente y Diana Cuenca trabajan en el servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Clínico San Carlos (Madrid). Apasionadas de las nuevas tecnologías, apuestan por la información médica especializada en internet.

Ginecólogas del blog del embarazo
 
Twitter
Facebook