Cómo lidiar con el virus zika estando embarazada

El virus zika es la nueva infección que atemoriza al mundo. Es un virus emergente de la familia de los Flavivirus, que es transmitido gracias a un mosquito, el denominado Aedes y, particularmente, el mosquito Aedes aegypti, localizado en regiones tropicales. Este insecto también está implicado en la transmisión de enfermedades como el dengue, la fiebre amarilla y la fiebre chikungunya.

Síntomas del zika
Por lo general, este mosquito suele picar, con mayor frecuencia, a primera y última hora del día, inoculando el virus zika en la persona afectada, la cual va a tener un periodo de incubación que se estima pueda ser de pocos días. Tras dicho tiempo se genera un cuadro con una clínica consistente en fiebre no muy elevada, exantema, conjuntivitis, cefaleas, malestar general y dolor por todo el cuerpo, mialgias y artralgias. Estos síntomas pueden persistir de dos a siete días. También se han descrito complicaciones del tipo neurológicas, como el Síndrome de Guillain-Barré, y autoinmune, en diferentes brotes.

El diagnóstico serológico de dicha infección es complicado, puesto que puede producirse errores con otras infecciones generadas por flavivirus, por lo que se realiza mediante el aislamiento en muestras de sangre y la técnica de Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCR) en tiempo real, llevándose a cabo en centros de referencia especializados.

Cómo se trata.
Pero la duda se establece una vez que se ha diagnosticado, ¿cómo podemos tratarlo? La infección en la población general se trata como cualquier proceso vírico, realizando reposo, una hidratación abundante y el empleo de antipiréticos y analgésicos, pero todavía hoy no existen vacunas.

Cómo se previene
Lo más importante es conseguir una buena política de prevención:

  • Minimizar la presencia del mosquito Aedes aegypti, gracias a la eliminación de cualquier agua estancada o, incluso, la fumigación de zonas con insecticidas
  • Reducir el contacto de dicho insecto con las personas, mediante el empleo de repelentes, ropas que tapen la mayor parte del cuerpo y mosquiteras.

Microcefalia en bebés.
La problemática actual del virus zika es su posible relación en la mujer embarazada con efectos teratogénicos tales como la microcefalia. La Organización Mundial de la Salud describe como se está observando una fuerte relación de este virus con la microcefalia, pero que todavía hoy se debe continuar investigando la posible relación causa efecto.

Y, aunque parece que el virus está lejos de tu puerta, no es así, en el momento actual se pueden identificar casos, de embarazadas o no embarazadas, infectadas por el virus de zika, en cualquier parte del mundo, gracias a la caída de las fronteras por los medios de transportes aéreos que existen.

Por tanto, en algunos países que tienen, hoy por hoy, la epidemia de esta infección, algunas autoridades están recomendando que las mujeres no se queden embarazadas; en caso de que vivas en estos lugares, intenta poner todas las barreras físicas para evitar el picotazo de este mosquito y, si alguna vez te encuentras con sospecha de picadura o un cuadro clínico similar al descrito, acude a tu especialista, para confirmar o no la sospecha diagnóstica y que siga los controles de la gestación adecuados.

 
Natalben: El Embarazo y tus dudas
No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.

Blog del embarazo

Sobre el blog
 

El blog de Las dudas de mi espera, surge de las inquietudes y preocupaciones de todas aquellas gestantes que acuden a nuestras consultas. Son todas ellas y todas vosotras las creadoras de esta plataforma de información, desarrollada con el único fin de ayudar a las futuras mamas que quieren hacer de su espera un momento lleno de felicidad y tranquilidad.

 
Sobre las autoras

Las ginecólogas Miriam de la Puente y Diana Cuenca trabajan en el servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Clínico San Carlos (Madrid). Apasionadas de las nuevas tecnologías, apuestan por la información médica especializada en internet.

Ginecólogas del blog del embarazo
 
Twitter
Facebook