No me quedo embarazada, ¿debo consultar al ginecólogo?

La ilusión de quedarte embarazada es tan intensa que todas las mujeres pensamos que en el momento en el que se verbaliza, tiene que ocurrir. Es decir, si anuncio que busco un bebé, en ese mes tengo que queda en estado, pero eso no es así. La probabilidad de conseguir un embarazo en cada mes de intentarlo es baja: entre el 20 y 30% en parejas sin problemas de fertilidad y con relaciones sin protección regulares. Por tanto, no debe generar ninguna angustia el tardar un poco más de lo que uno piensa.

Consulta si al año no consigues el embarazo
Pero, ¿cuándo es aconsejable acudir a un ginecólogo? Lo cierto es, que en el momento de pensar en el embarazo recomendamos realizar una visita preconcepcional, para hacerte una revisión completa y que puedas aclarar todas las dudas. No obstante, deberías acudir a tu médico una vez cumplido el año de tener relaciones sexuales sin protección e intentando una gestación. La razón es que aproximadamente el 85% de las parejas conseguirán un embarazo durante este tiempo y el 93% a los dos años.

Consulta a los seis meses si…
El año se acorta a seis meses si existe alguna de estas premisas:

  • Edad. Si superas los 35 años se aconseja que no esperes un año para comenzar el estudio de esterilidad, puesto que a medida que aumenta la edad de la mujer se disminuye el porcentaje de posibilidad de embarazo.
  • Reglas irregulares. La ausencia de menstruaciones regulares también debe indicarte que debes acudir al ginecólogo a los seis meses de intentar un embarazo y no conseguirlo. Teniendo en cuenta que los ciclos de la mujer se deben producir cada 28 días (siendo también normal cada 21 y 35 días).
  • Enfermedad ginecológica. Y, en aquellos casos de patología como es el caso de:
    • Mujeres con endometriosis, puesto que la capacidad de fertilidad se puede encontrar mermada, que no nula, en estos casos.
    • Patología de cualquier tipo de los órganos genitales internos: útero, ovarios o trompas, o bien si has sido sometida a cirugía de estos órganos.
    • Enfermedades de transmisión sexual y/o enfermedades inflamatorias pélvicas, puesto que se pueden producir secuelas a nivel tubárico, que generen o bien obstrucciones, o bien dificultad de movilidad de las mismas, entorpeciendo el paso de óvulo/espermatozoide, o incluso impidiendo su fecundación.
  • Otras enfermedades. Mujeres con patologías generales que puedan interferir en la fertilidad.
  • El hombre también cuenta. Y, por último, no debemos olvidar el factor masculino. También aquellos varones que tengan o hayan padecido alguna patología o cirugía urogenital, podrían entrar en el grupo de parejas a estudiar a los seis meses de intentar una gestación y no conseguirla, sin demorar la espera al año.

Relaciones regulares sin ceñirse a unas fechas concretas
A la hora de plantearse las relaciones sexuales para conseguir un embarazo, en un principio y, mientras que no exista otra indicación por parte de un especialista, se aconseja tenerlas cada 2 o 3 días sin tener en cuenta los días de la ovulación ni periovulatorios (cercanos a la ovulación). Esto se debe a la ansiedad y estrés que genera el estar pendientes de unas fechas para intentar una gestación.

Aunque es difícil olvidarse de la ilusión de buscar un bebé, hay que disfrutar con la pareja y ser felices con las relaciones; así este camino va a ser mucho más fácil y gratificante.

 
Natalben: El Embarazo y tus dudas
No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.

Blog del embarazo

Sobre el blog
 

El blog de Las dudas de mi espera, surge de las inquietudes y preocupaciones de todas aquellas gestantes que acuden a nuestras consultas. Son todas ellas y todas vosotras las creadoras de esta plataforma de información, desarrollada con el único fin de ayudar a las futuras mamas que quieren hacer de su espera un momento lleno de felicidad y tranquilidad.

 
Sobre las autoras

Las ginecólogas Miriam de la Puente y Diana Cuenca trabajan en el servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Clínico San Carlos (Madrid). Apasionadas de las nuevas tecnologías, apuestan por la información médica especializada en internet.

Ginecólogas del blog del embarazo
 
Twitter
Facebook