¿Por qué el pelo crece más durante el embarazo y se cae en el posparto?

 

Durante el embarazo, muchas mujeres sufren cambios en el vello que cubre su cuerpo: color, localización, más cantidad… Es normal que aumente la cantidad de vello en la gestante, especialmente el pelo fino y corto que recubre todo nuestro organismo. Hirsutismo es la denominación de aumento del vello en la mujer en localizaciones más habituales en el varón.

El crecimiento de todo este pelo está estimulado por todas las hormonas de crecimiento que se encuentran presentes en la mujer embarazada. El efecto más importante parece ser secundario a la hormona luteinizante o LH, generada por el ovario y su cuerpo lúteo en las primeras fases de embarazo , y por la placenta posteriormente.

Este aumento de pelo afecta principalmente a la cara, las extremidades y genitales, que son las partes más velludas en la mujer; es mucho más raro el aumento del pelo en el abdomen y tórax. Normalmente el hirsutismo es leve y lo nota propia embarazada, ya que afecta excesivamente a su imagen corporal.

Cómo depilarse en el embarazo
El cabello también se ve influido por los efectos hormonales: se favorece su crecimiento durante el embarazo. Para el tratamiento del excesivo vello, en el caso de que sea necesario, pueden emplearse los métodos tradicionales de depilación, como rasurado o depilación con cera o bandas. Las cremas depilatorias no son recomendadas durante el embarazo.

La depilación láser y la fotodepilación -métodos cada vez más empleados- no están recomendados para la gestante. Aunque actualmente parecen sistemas seguros, no se recomiendan durante el embarazo, dado el desconocimiento que se tiene sobre su efecto durante el embarazo, tanto sobre la piel de la embarazada, como sobre el desarrollo del recién nacido. Asimismo, la pigmentación u oscurecimiento que se produce de forma fisiológica durante estos meses en la piel, empeoran la efectividad de estos tratamientos.

El hecho positivo es que este vello no es permanente, sino que va a desaparecer tras el parto. Dado el ciclo natural del pelo y una vez finalizada su etapa de crecimiento, éste sufrirá una caída sincronizada posterior, lo que suele ocurrir entre los dos y cuatro meses tras el parto. Este hecho puede preocupar a las embarazadas, porque puede asociarse una caída de cabello en la misma época. Por ello, debemos de tranquilizar las embarazadas, ya que deben saber que el pelo volverá a crecer entre los seis y doce meses tras el parto.

 
Natalben: El Embarazo y tus dudas

Blog del embarazo

Sobre el blog
 

El blog de Las dudas de mi espera, surge de las inquietudes y preocupaciones de todas aquellas gestantes que acuden a nuestras consultas. Son todas ellas y todas vosotras las creadoras de esta plataforma de información, desarrollada con el único fin de ayudar a las futuras mamas que quieren hacer de su espera un momento lleno de felicidad y tranquilidad.

 
Sobre las autoras

Las ginecólogas Miriam de la Puente y Diana Cuenca trabajan en el servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Clínico San Carlos (Madrid). Apasionadas de las nuevas tecnologías, apuestan por la información médica especializada en internet.

Ginecólogas del blog del embarazo
 
Twitter
Facebook