Semana 30 de embarazo gemelar monocorial

Hay que detectar si un gemelo apenas crece por falta de nutrientes


Semana 30 de embarazo gemelar monocorial



En la revisión obstétrica de la semana 30 de embarazo gemelar monocorial (una sola placenta) se valorará la cantidad de líquido amniótico de cada bolsa. Esta medida se realiza según las columnas máximas de líquido amniótico. Al mismo tiempo, se medirán los tamaños de las vejigas de los fetos. A partir de ahora es muy rara la presencia de un síndrome de transfusión feto fetal. Sin embargo, puede ser que un gemelo crezca menos que el otro porque el área de placenta del que extrae los nutrientes es más pequeña. En estos casos se habla de fetos discordantes.

Cuando uno de los gemelos apenas crece


Cuando la situación se complica y uno de los gemelos prácticamente no crece y no obtiene nutrientes de la placenta por una insuficiencia placentaria puede desarrollar el llamado crecimiento intrauterino retardado selectivo. Esta situación puede ser muy grave. Por ello, en situaciones extremas en que existe sufrimiento fetal del feto pequeño porque no le llega sangre suficiente, hay que plantearse finalizar la gestación, sacrificándose el gemelo grande que será prematuro para salvar a su gemelo pequeño que, de quedarse dentro del útero, puede fallecer. Para descartar la presencia de un crecimiento intrauterino retardado de uno de los fetos es imprescindible la realización de una ecografía Doppler, ya que ésta nos indicará la gravedad de la situación.

Cómo se encuentra la embarazada de gemelos de 30 semanas



En cuanto a ti, las palpitaciones cardiacas aparecen en algunas embarazadas y parecen deberse al aumento del volumen sanguíneo o a la anemia propia del embarazo. Su aparición asusta mucho a la embarazada y a veces es necesario remitirla al cardiólogo cuando existen signos de descompensación. Lo recomendable es tranquilizar a la paciente y aconsejar que evite situaciones estresantes. En las gestantes de gemelos, estas palpitaciones son más frecuentes y a veces os agobian mucho.

Puedes empezar con cuadros de estreñimiento de la gestante, que van empeorando. La aparición de hemorroides es mucho más frecuente en vosotras, las embarazas múltiples. Puedes aplicarte una pomada antihemorroidal, realizar baños de asiento con agua fría y sal gorda y limpiarte con toallitas higiénicas antihemorroidales.

Te tomarán la tensión arterial al finalizar la consulta ginecológica.
Embarazada de gemelos de 30 semanas
 
Dra. María de la Calle Fernández-Miranda Responsable de la Consulta de Embarazos Múltiples
Unidad de Tocología de Alto Riesgo del Servicio de Obstetricia del Hospital La Paz (Madrid).