Diagnóstico del embarazo

¿Cuándo sabré si estoy embarazada?

 
Para la mayoría de las mujeres, la primera sospecha de que pueden estar embarazadas suele ser una falta en el periodo. Una falta de más de una semana en una mujer que hasta entonces ha mantenido periodos regulares y espontáneos es muy sugestiva de embarazo.
 
Sin embargo, hay mujeres que tienen ciclos tan irregulares que un largo intervalo entre ellos no las alerta sobre la posibilidad de encontrarse embarazadas. Existe una tercera situación que también puede enmascarar la sospecha de embarazo: cuando ocurren sangrados coincidentes con la implantación del embrión, que pueden ser interpretados como una regla. Se producen cuando el huevo (en este momento, denominado blastocisto)  "anida" en la cavidad uterina, desprendiendo pequeñas porciones de endometrio (capa interna del útero que acoge al blastocisto).
 
     
  Estos sangrados suelen ser de menor cuantía que la regla habitual, por lo que si estás atenta podrás diferenciarlos de tu menstruación. Suelen producirse entre 3 y 5 semanas después de la última regla y no suponen una amenaza de aborto ni la necesidad de acudir al médico, excepto si su cantidad excede a la de una menstruación.  
     
 
Si has observado que te ha ocurrido este pequeño manchado no debes considerarlo como una regla, de modo que la última regla para comenzar a contabilizar el tiempo de embarazo debe ser la anterior a este sangrado de implantación.
 
Cuando tengas la sospecha de poder estar embarazada te pueden surgir las siguientes dudas:
 
 

¿Cuándo podré estar segura de la gestación?

 
Hace años se aconsejaba esperar a tener dos faltas en el periodo para acudir al tocólogo y la sospecha de embarazo se establecía, además de por la amenorrea (falta de regla), por la aparición de cambios como tensión mamaria, aumento de la pigmentación cutánea, congestión pélvica, elevación de la temperatura y exploración del tamaño y consistencia uterina. Actualmente existen pruebas de detección de embarazo muy precoces y fiables, que puedes realizar tú misma y que se encuentran disponibles en cualquier farmacia o en tu centro de salud, por lo que no tiene sentido esperar tanto para salir de dudas. Piensa que este periodo precoz (entre la quinta y décima semana después de la última regla) es crítico para la adecuada formación de los distintos órganos del embrión.
 
 
¿Cuándo es conveniente que acuda al ginecólogo?
 
El momento donde mejor podemos evitar la aparición de malformaciones, mediante la toma de ácido fólico (mejor si la hemos iniciado previamente) y evitando la toma de medicaciones y exposición a radiaciones o sustancias tóxicas que puedan inducir alteraciones en el desarrollo de las diversas estructuras embrionarias. Por tanto, en cuanto sepas que estás embarazada, pide cita con tu tocólogo y adviértele desde el primer momento si estás tomando alguna medicación. Si por alguna otra causa debes acudir al médico, infórmale antes de nada de que estás embarazada.
 
 

Test de embarazo

Los test de embarazo a tu disposición, aunque con pequeñas diferencias en su modo de empleo, se basan en la detección en orina de la hCG (gonadotropina coriónica humana) que es una hormona que comienza a producirse desde etapas muy iniciales del embarazo y que los test de embarazo actuales son capaces de detectar ya desde los días 6-15 posteriores a la concepción. Es decir, en cuanto confirmes que has tenido una falta ya puedes realizar la prueba. Estos test son baratos y sencillos de realizar. Si sigues bien las instrucciones, su fiabilidad es del 99%. Para realizarlo, utiliza una orina de la mañana (que está más concentrada) que pondrás en contacto unos pocos segundos con la parte absorbente del dispositivo. Después tendrás que esperar entre 1 y 5 minutos para ver aparecer el resultado (consultar las instrucciones específicas de cada test). En la mayoría de ellos el resultado se expresa en líneas o tiras. Una de ellas es de control y siempre aparece como confirmación de que el test funciona correctamente. La segunda línea aparecerá en caso de embarazo, ya que cambia de color cuando detecta presencia de hCG.
Diagnostico de embarazo
 
Si la prueba fuese negativa y aún así piensas que puedes estar embarazada, cabe la posibilidad de que lo estés y hayas realizado la prueba demasiado pronto: en este caso puedes repetirla en unos días para confirmar el resultado. Ante la duda, acude a tu centro de salud.
 
La ecografía transvaginal permite diagnosticar el embarazo hacia la quinta semana, algo más tardíamente que el test hormonal. Sin embargo, puede aportar información esencial en algunos casos, sobre todo cuando exista sangrado o dolor intenso, ya que permite localizar el lugar donde se ha implantado el saco gestacional y descartar embarazos extrauterinos o abortos cuando se presentan los síntomas citados. Es probable que en estos casos el diagnóstico de certeza en cuanto a la localización y viabilidad del embarazo no se pueda realizar en una sola visita, y que sea necesario un seguimiento con controles ecográficos y analíticos durante 7 ó 10 días hasta poderlo comprobar (para más información, consulta el apartado dedicado a las hemorragias del primer trimestre).