Alimentación segundo mes de embarazo

suplementación de yodo

 Beneficios del yodo
 
     
  El yodo es un oligoelemento esencial para la adecuada síntesis de las hormonas tiroideas, las cuales son fundamentales para el crecimiento y maduración del sistema nervioso central, así como para la maduración ósea, pulmonar y cardiaca a lo largo de la vida fetal y neonatal.  
     
 
La deficiencia de yodo en el primer trimestre del embarazo tiene consecuencias graves e irreversibles para el desarrollo neurológico del feto. Por ello, desde hace años la OMS la ha reconocido como la mayor causa prevenible de retraso mental y parálisis cerebral en el mundo y en el último lustro nuestro Ministerio de Sanidad y Consumo ha difundido una gran campaña para su erradicación.
 
En España existen todavía zonas endémicas (montes astur-leoneses, sierra madrileña, sierra de Huelva...) en las que el déficit de yodo de las aguas provoca frecuentes casos de bocio e incluso se observan casos aislados de cretinismo entre los niños. Pero en muchas otras zonas de España donde no es frecuente el establecimiento de enfermedad tiroidea se ha comprobado que los niveles de yodo en las embarazadas son menores a los recomendados y que estas deficiencias, sin llegar a provocar graves enfermedades, influyen en el desarrollo psicomotriz de los niños. Se cree que la suplementación sistemática con yodo desde el primer trimestre del embarazo mejora en un 5-10% el cociente intelectual de los niños y disminuye los trastornos por déficit de atención e hiperactividad en la infancia.
 
Puesto que los lactantes también se benefician del yodo aportado por la leche materna, se aconseja continuar con la suplementación de yodo mientras dure la lactancia materna.

 

  Anestesia epidural  

Nutrientes esenciales en el embarazo

 
  El consumo de yodo y otros nutrientes previene las malformaciones congénitas. Una dieta equilibrada durante el embarazo es clave para un buen desarrollo de tu bebé.