Defectos del tubo neural: espina bífida

La espina bífida o disrrafismo espinal constituye un conjunto de anomalías congénitas que se caracteriza por un defecto en la fusión de la zona posterior de las vértebras durante el desarrollo embrionario. De esta forma, el tejido nervioso y las membranas que lo protegen quedan peligrosamente expuestos al exterior a nivel de la columna vertebral del niño.

La médula espinal puede quedar severamente afectada apareciendo como consecuencia una lesión neurológica que es irreversible y va a acondicionar la vida del niño en el futuro. Por otro lado, hay que indicar que existen diferentes grados de severidad de espina bífida, algunos de ellos son tan leves que no conllevan ningún problema para el paciente y son un hallazgo accidental en una radiografía del niño.

La hidrocefalia, o acumulo de líquido cefalorraquídeo en la cavidad craneal, es un problema que acompaña a la espina bífida hasta en un 80% de los casos. Cuando está presente, las limitaciones neurológicas pueden llegar a ser mucho más graves.
 
     
     
    Espina bífida
 
     
  •  Tipos  
  •  Incidencia  
  •  Pronóstico  
  •  Tratamiento