Noticia
Noticias embarazo
La deficiencia de vitamina B12 en el embarazo puede predisponer al niño a padecer diabetes

Un nivel bajo de vitamina B12 durante el embarazo puede aumentar el riesgo de que el bebé sufra problemas metabólicos, como la diabetes tipo 2, según una investigación que se ha presentado en el Congreso Anual de la Sociedad de Endocrinología del Reino Unido. El hallazgo podría llevar a revisar los actuales protocolos de vitamina B12 que se aplican a las mujeres embarazadas, ya sea mediante suplementos o con mejoras en la dieta.

La investigación ha descubierto que los niños nacidos de madres con deficiencia de vitamina B12 mostraban concentraciones de leptina superiores a los normales, lo que indicaría que bajos niveles de esta vitamina afectarían al gen de la leptina y modificarían las concentraciones a las que se produce esta hormona durante la gestación.

La leptina es una hormona implicada en la regulación del peso corporal. Es la responsable de la sensación de saciedad después de comer. Generalmente, el aumento de peso se relaciona con un incremento de esta proteína, pero, además, también se ha asociado con resistencia a la insulina y con la diabetes tipo 2.

Bebés con resistencia a la insulina

Se trata de la primera investigación que sugiere un vínculo entre la vitamina B12 materna y la leptina, destacan los autores del estudio, que subrayan la importancia de una correcta alimentación de la madre tanto antes como durante el embarazo.

La vitamina B12 se encuentra en productos de origen animal, como pescado, carne, aves de corral, huevos y leche. Una deficiencia de esta vitamina es más probable entre madres que siguen dietas veganas, que evitan estos alimentos.

Las embarazadas que presentan bajos niveles de B12 pueden tener mayor índice de masa corporal, según estudios previos, y suelen dar a luz bebés con bajo peso al nacer. Estos niños también suelen tener mayor resistencia a la insulina durante la infancia, un factor de riesgo para la diabetes tipo 2.

Dieta saludable, bebé sano

El estado nutricional de la madre puede influir decisivamente en la salud del bebé. Los niños que nacen de madres con deficiente nutrición o con excesos en la dieta están más expuestos a padecer problemas de salud. A ello se une ahora el hallazgo de cómo la deficiencia de vitamina B12 puede afectar al metabolismo de los lípidos y puede disparar el riesgo de diabetes infantil.

La leptina en el bebé puede aumentar por dos razones, explican los autores. Una de ellas sería que niveles bajos de B12 provocarían una acumulación de grasa en el feto y ello conduciría a un aumento de esta hormona. La otra, que un déficit de B12 provocaría cambios químicos en los genes placentarios que producen la leptina, aumentando la producción de esta hormona. Aunque los investigadores sospechan que esta última sería la verdadera razón, continuarán su estudio para determinar cómo y por qué crecen los niveles de leptina en bebés nacidos de madres con carencias de vitamina B12.

Facebook