Noticia
Noticias embarazo
La grasa abdominal ayuda a predecir la diabetes gestacional

La diabetes gestacional es una complicación frecuente en el embarazo. El aumento de los niveles de glucosa que provoca convierte a las embarazadas en diabéticas durante la gestación y puede provocar complicaciones en el parto y también puede afectar al bebé. Tratarla lo antes posible ayuda a evitar riesgos, por eso las embarazadas suelen someterse en las primeras semanas de gestación a pruebas específicas para detectarla.

Aunque no se conocen los factores que provocan que una mujer padezca diabetes durante el embarazo, los especialistas consideraban hasta ahora la raza, la edad, el índice de masa corporal y la historia familiar de diabetes para diagnosticar este trastorno. Sin embargo, estos factores tradicionales se aplican cada vez a más mujeres, ya que en torno al 60% de las mujeres presentan sobrepeso en el embarazo, muchas retrasan la edad para tener hijos y la mayoría tienen familiares con antecedentes de diabetes, lo que impide identificar adecuadamente a las que verdaderamente están en riesgo de sufrir diabetes gestacional.

Evaluar a las embarazadas en sus primeras etapas de gestación
Un estudio publicado en la revista “Diabetes Care” abre una nueva vía de investigación al señalar el grado de grasa abdominal de la futura madre como un factor clave de riesgo.

Las mujeres que tienen altos niveles de grasa abdominal durante el primer trimestre de embarazo tienen mayor riesgo de desarrollar diabetes gestacional, sostiene el informe. Los hallazgos insisten en la necesidad de evaluar a las embarazadas en sus primeras etapas de embarazo.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores del Hospital St. Michael de Toronto (Canadá) analizaron a 500 mujeres entre 18 y 42 años y comprobaron que las que presentaban mayores niveles de grasa abdominal fueron las que después desarrollaron con más frecuencia diabetes gestacional entre las semanas 24 y 28 de su embarazo. Los resultados fueron independientes de su índice de masa corporal.

Una ecografía para medir la grasa abdominal
Las embarazadas que participaron en el estudio se sometieron a una ecografía entre la semana 11 y 14 de gestación para medir la grasa visceral (se acumula alrededor de los órganos internos y produce toxinas que hace que el cuerpo sea resistente a la insulina), la grasa subcutánea (está justo debajo de la piel) y la grasa total (una combinación de ambas) de la región abdominal.

El estudio demuestra que no sólo hay que tener en cuenta la grasa visceral, sino también la total para predecir la diabetes gestacional.

Prevenir aumentos de peso excesivos
Los investigadores sugieren que médicos y profesionales de la salud revisen la grasa visceral y la total de las mujeres embarazadas en su primera etapa de gestación para identificar a aquellas con mayor riesgo de sufrir diabetes gestacional y de esta forma poder tratarlas lo antes posible para minimizar las complicaciones en el embarazo y en el parto. Además, proponen reforzar la prevención, con recomendaciones de dieta y estilo de vida saludables que ayuden a las pacientes a evitar un aumento de peso excesivo que se acumule en forma de grasa abdominal.

Riesgos de la diabetes gestacional
La diabetes gestacional es transitoria, se produce durante el embarazo con elevaciones de los niveles de glucosa en sangre. Puede causar complicaciones en el parto debido al gran tamaño del bebé, que puede sufrir dificultades respiratorias tras el nacimiento y tiene más riesgo de desarrollar en el futuro diabetes u obesidad. Suele desaparecer después de dar a luz, pero las mujeres que la desarrollan tienen riesgo de sufrirla de nuevo en otros embarazos o de padecerla en el futuro.

Facebook