Noticia
Noticias embarazo
Un estudio relaciona las náuseas y vómitos matinales con un menor riesgo de aborto

Las náuseas matinales de la embarazada pueden ser una señal de la buena marcha de la gestación, según una reciente investigación publicada en la revista “JAMA Internal Medicine”. El resultado es que las mujeres estudiadas que experimentaron náuseas tuvieron entre un 50 menos riesgo de aborto; este porcentaje llega al 75% entre las que sufrieron vómitos.

Aunque la sensación de náusea puede ser muy molesta, por no hablar de los vómitos matinales, los expertos insisten en que puede “valer” para algo, considerándose como un signo positivo de la salud gestacional. Para llegar a estas conclusiones, se estudiaron los embarazos –confirmados mediante test de orina– de 797 mujeres entre junio de 2997 y julio de 2011. Y esto es lo que observaron los investigadores:

  • Casi el 24% de las gestaciones acabaron en pérdida del embarazo.
  • En la segunda semana de embarazo, cerca del 18% de las mujeres sufrieron náuseas y el 3%, náuseas sin vómitos.
  • En la semana 8 de embarazo, el porcentaje sube: el 57% de las embarazadas tuvo náuseas y el 27%, náuseas acompañadas de vómitos.

Entre las gestantes con náuseas se observó que el riesgo de aborto disminuye el 50%. Y en las embarazadas con vómitos, se mejora ese porcentaje: el 75% de las mismas tienen menos posibilidades de pérdida gestacional. Uno de los grandes logros de los investigadores es que han sido capaces de detectar el embarazo en estadios muy precoces y de establecer las pérdidas gestacionales en momentos en los que muchas mujeres no suelen darse cuenta de que están gestantes.

El estudio no prueba una relación de causalidad entre náuseas, vómitos y menor riesgo de aborto, pero sí descartó que el malestar matutino de las embarazadas pueda deberse a defectos de nacimiento, una de las teorías sobre el porqué de estos síntomas en la gestación.

Para qué sirven las náuseas y vómitos
Esta investigación también puede cambiar la imagen que tienen las embarazadas de estos síntomas tan molestos, al ser considerados como una buena señal. Aunque en los casos más extremos, la gestante puede llegar a perder el 10% de su peso, o caer en un déficit de vitaminas o nutrientes; las embarazadas con síntomas más severos pueden requerir incluso hospitalización para controlar los vómitos y el estado nutricional.

Las náuseas y vómitos también recuerdan a la mujer que está gestando un bebé y la “preservan” de hábitos perjudiciales como el alcohol y el tabaco.

¿Quiere decir esto que las gestantes que no presenten ningún síntoma deben preocuparse o tomarlo como un signo negativo? Los doctores insisten en que cada embarazo es diferente y que las gestantes que no vomitan ni sienten náuseas han de estar tranquilas, cuidando su alimentación y llevando un estilo de vida saludable.

Por qué se produce la sensación de náusea
Lo que los ginecólogos saben es que a más niveles de hormona del embarazo (hCG), suelen producirse más síntomas como náuseas y vómitos. La llamada gonadotropina coriónica humana o hCG es generada por las células de la placenta tras la fecundación y la implantación del embrión. Por eso, en el caso de los embarazos gemelares, las embarazadas tienen más cantidad de hormona en sangre y pueden presentar más náuseas y vómitos que el resto de las gestantes.

Facebook