Ovulación: secretos y curiosidades

El óvulo apenas tiene dos días para encontrarse con el espermatozoide

La ovulación es el paso previo al embarazo. El óvulo se emancipa de tus ovarios y viaja hacia las trompas de Falopio, donde se queda unas pocas horas en espera de un espermatozoide dispuesto a fecundarlo. Por eso, si por algún motivo el óvulo no logra “salir” de los ovarios, la gestación es imposible. Con la ayuda del Dr. José Landeras, director de IVI Murcia y Cartagena, te desvelamos algunos de sus secretos y curiosidades.

Ovulación: secretos y curiosidades

Ovulación, provocada por hormonas

Dentro de los ovarios femeninos se encuentran varios cientos de miles de folículos, dentro de ellos se encuentran los óvulos, aún inmaduros. Por acción de la hormona folicuestimulante esos óvulos empiezan a madurar. Pero los folículos a su vez producen los estrógenos, y cuando esta hormona alcanza un determinado nivel se segrega hormona luteína que es en realidad la que va a provocar que el óvulo, ahora sí que maduro, se “independice” del folículo y salga expulsado del ovario a través de la ovulación, que tiene una corta duración, entre 24 y 48 horas. Es decir apenas tiene dos días para encontrarse con un espermatozoide dispuesto a fecundarlo. Generalmente solo madura un óvulo: el que el organismo de la mujer considera que es el mejor.

A veces maduran dos óvulos

En ocasiones maduran dos óvulos a la vez, que si son fecundados por dos espermatozoides “fabricarán” dos gemelos no idénticos, que pueden ser del mismo sexo o diferente, porque cada óvulo y espermatozoide tiene una carga genética diferente. Los gemelos idénticos, llamados univitelinos o monocigóticos, proceden de un solo óvulo fecundado por un solo espermatozoide, que en un momento dado se divide en dos embriones, genéticamente iguales.
 

El cuándo depende de la duración del ciclo

Está marcado por el ciclo menstrual. Si se tiene en cuenta que este suele durar 28 días la ovulación sucederá hacia el día 14, contando desde el primer día del periodo, y si el ciclo menstrual de la mujer dura 31 días pues será hacia el día 16. “En mujeres con ciclos irregulares resulta muy difícil poder calcular el día de la ovulación y solo se sabe a toro pasado, calculando 14 días antes de la menstruación”, nos indica el Dr. Landeras.
 

Los test de ovulación, un buen método para saber cuándo

Para saber cuándo se está ovulando se puede recurrir a test de ovulación, que por un análisis de las hormonas señala con más o menos precisión si la mujer se encuentra en su día fértil o no. Hay que tener presente que el espermatozoide tiene 72 horas de vida. Por lo tanto, se pueden mantener relaciones sexuales unos días antes de que la ovulación se produzca y que la mujer se quede embarazada.

Síntomas de ovulación… difíciles de apreciar

Hay algunos síntomas de ovulación que pueden indicar que la mujer que está en pleno proceso:
 
  • El moco cervical, para ayudar a los espermatozoides en su camino hacia el óvulo, se vuelven más transparente y con aspecto de clara de huevo.
  • También hay un pequeño incremento de la temperatura basal, de unas décimas, pero estas solo son perceptibles si la mujer se toma la temperatura todos los días, a la misma hora y anota los resultados.
  • Algunas mujeres tienen pequeñas molestias, como un ligero escozor. En cualquier caso, no son signos muy evidentes y por eso, ni sirven como método anticonceptivo fiable ni como forma para quedarse embarazada.

Puede haber regla sin ovulación…

El posible tener regla sin ovulación. Es lo que ocurre en las mujeres con ovarios poliquísiticos, que el óvulo no llega a madurar del todo y por lo tanto no se desprende del folículo. En estos casos la mujer puede tener menstruaciones irregulares, con bastante retraso. También se puede dar el llamado síndrome de folículo luteizante no roto: ocurre cuando el óvulo no llega a salir del folículo, pero sí que se llegan a liberar las hormonas necesarias para que se produzca la menstruación.
 

Pero casi imposible ovular y no tener regla (si no estás embarazada, claro)

Sin embargo, es prácticamente imposible que se produzca una ovulación pero que la mujer no menstrúe a pesar de no estar embarazada. Son casos muy raros y en general se dan por enfermedades severas en el endometrio, como el síndrome Asherman.

A partir de los 30 años, lo óvulos empiezan a envejecer

Desde un punto de vista de la calidad de los óvulos y buena salud de la mujer, “la mejor edad para tener hijos es entre los 20 y los 30 años. Es la década ideal, aunque socialmente no es fácil”, afirma el doctor Landeras. A partir de esa edad, los óvulos van perdiendo calidad progresivamente y por eso en mujeres de 40 años se incrementan los defectos cromosómicos en los óvulos, que pueden dar lugar a niños que padecen, por ejemplo, síndrome de Down, o a abortos.

De hecho, los problemas de fertilidad en las mujeres se deben cada vez más al retraso en la edad reproductiva, dado que hoy muchas mujeres se plantean la maternidad pasada la cuarta década de vida.

A partir de los 30 años, lo óvulos empiezan a envejecer

El estrés habitual no impide ovular

“Un estrés muy importante, como puede suceder con la muerte imprevista de un familiar muy cercano, puede provocar que la mujer no ovule, pero el estrés habitual diario, como el del trabajo, no impide la ovulación”, dice el doctor Landeras.

Drogas y sedentarismo, enemigos de la fertilidad masculina

La fertilidad de una pareja también depende del varón y existen factores que pueden provocar problemas de fertilidad en ellos como por ejemplo:
 
  • El consumo de alcohol y algunas drogas (cannabis y cocaína).
  • También la obesidad crónica.
  • El hecho de estar durante muchas horas al día sentado, lo que provoca un sobrecalentamiento de la bolsa testicular que resulta muy nocivo para la formación de espermatozoides.

Ángela del Tio