Consejos para una buena lactancia
 

Consejos para una buena lactancia

Descarga aquí nuestros consejos
 

 

  PUBLICIDAD
   
  Solución limpiadora para pieles dañadas
  que limpia, calma y regenera
 

Preguntas frecuentes durante el parto

Procura mantener la calma en estos momentos


Si la embarazada no tiene cerca una matrona o ginecólogo, pregunta en Internet todas sus dudas sobre la dilatación y el parto. Te ofrecemos un resumen de las preguntas más frecuentes para ayudarte en estos momentos tan intensos, emocionantes y a veces tan dolorosos.

 
Ángela del Tío
Preguntas frecuentes durante el parto

“3 centímetros de dilatación, ¿me queda mucho?”


El médico o la matrona al examinarte por primera vez dice: “Has dilatado 3 centímetros”. Y entonces te preguntas si falta mucho para ver la carita de tu bebé. No hay una respuesta exacta. Puede ser unas pocas horas o bastantes más, porque no hay reglas para el parto.
 

La dilatación en una mujer primípara suelen ser de 7 u 8 horas (incluso más hasta 12 horas o más), y de 5 o 6 horas en una mujer que ya tiene hijos; pero son cálculos estadísticos: el número de horas puede ser mayor o menor. Va a depender de si te encuentras muy nerviosa, del apoyo que recibas de tu pareja, del ambiente que te rodee, de la preparación que hayas recibido… Con el estrés se libera adrenalina que no deja que la oxitocina actúe, así que lo ideal es estar en un entorno tranquilo.

“¿Cuánto tengo que dilatar?”


La mínima dilatación que permite el paso del feto se considera que es de 10 centímetros, pero para los bebés más pequeños, puede ser inferior.

“¿Si no rompo aguas es que no estoy de parto?”


No creas que el parto empieza cuando se rompe la bolsa del líquido amniótico. De hecho, en muchas ocasiones la bolsa permanece intacta durante gran parte del parto. Lo que te dirá si estás de parto o no son las contracciones: tienen que ser rítmicas, es decir con cierta cadencia, y con intensidad y frecuencia progresivas. Cuando en las contracciones se den estas características en al menos 30 minutos quiere decir que estás de parto.

“¿La dilatación siempre duele?”


Un reducido número de mujeres dilatan sin notar dolor en las contracciones, y solo sospechan que están de parto porque éstas son rítmicas. Quizá puedan notar ligeras molestias pélvicas… pero cuando notan el dolor de verdad, ya se encuentran en el periodo expulsivo del parto. Este pequeño grupo de mamás tienen que estar muy atentas a los signos que envía su cuerpo en partos posteriores para no dar a luz en casa o en el coche, por ejemplo. Esta situación puede generar mucha ansiedad y estrés en las madres que la sufren.

¿La dilatación siempre duele?

 “¿El parto duele todo el tiempo?”


El dolor que produce las contracciones es intermitente, no un dolor continuo. Una contracción dura unos 90 segundos y va acompañado de una sensación de tensión en el abdomen que aumenta de intensidad de forma paralela a la intensidad del dolor y que posteriormente disminuye hasta alcanzar la relajación. Entre contracción y contracción la sensación dolorosa puede desaparecer totalmente, aunque la zona quedará dolorida. Aprovecha esos instantes para relajarte.

 “¿Puedo comer o beber algo dilatando?”


Si aún estás en casa, los médicos aconsejan que no tomar alimentos fuertes y lo más seguro es que no te apetezcan. Puedes tomar fruta y líquidos. Cuando llegues al hospital, pregunta al ginecólogo o matrona.

 “¿Me tengo que tumbar para dilatar?”


Durante el periodo de dilatación no tienes que estar tumbada como si estuvieras enferma. Puedes caminar y además te interesa hacer ciertos ejercicios; no te conviene apoltronarte, ya que si estás de pie la fuerza de la gravedad ayudará a tu hijo a descender y así la dilatación será más rápida. Pero si sobrellevas mejor las molestias sentada o tumbada de costado, no hay ningún problema en que adoptes estas posturas.

 “¿Me puedo dar una ducha teniendo contracciones?”


Una ducha con agua caliente te ayudará a relajarte o incluso puedes darte un baño.