Zelesse: Higiene íntima

 

Controlar el dolor: respiraciones y relajación durante el parto

Hoy las respiraciones se utilizan como un recurso más para afrontar el momento

Cómo es el entrenamiento respiratorio durante el embarazo


Vamos a abordar la técnica de las respiraciones y relajación durante el parto, teniendo en cuenta de que no hay evidencia científica de que por sí sola reduzca el dolor, pero sí de que la relajación puede ser un buen recurso complementario para afrontar este momento.


Lola Noceco, matrona

Hay mujeres que por su experiencia en partos anteriores, acuden a los grupos de educación maternal queriendo recordar cómo deben respirar porque les fue de mucha ayuda; sin embargo, también se oye con frecuencia: "A mí no me sirvió, el día del parto no te acuerdas de nada". La respiración es un recurso más y cada mujer se planteará qué es lo más adecuado para ella. No sirve solo memorizar, hay que experimentar para poder integrarla dentro de nuestros recursos; estar motivada y practicarla con regularidad será básico para adquirir habilidad y poder utilizarlas cuando lo necesites.
 

Para qué sirve la respiración


La respiración es una función vital involuntaria mediante la cual obtenemos oxígeno del aire inspirado y eliminamos dióxido de carbono a través del aire espirado; aunque se puede considerar como una función semivoluntaria ya que las personas poseemos la capacidad de cambiar el ritmo respiratorio a voluntad. Nuestro ritmo respiratorio, también refleja nuestro estado de ánimo y nuestra actividad (reposo, sueño, ejercicio…).
 

Mecánica de la respiración





La función de la nariz en la ventilación es filtrar, humedecer y calentar el aire. La inspiración o proceso activo es durante el cual la caja torácica se expande y hace que los pulmones también se expandan. En cambio, en la espiración o proceso pasivo, la caja torácica se contrae por lo que los pulmones se deshinchan.

Para expandir y contraer los pulmones intervienen varios músculos: los supraclaviculares, los torácicos o costales y el diafragma que separa el tórax del abdomen, dando lugar a la respiración supraclavicular, torácica y abdominal.

Mecánica de la respiración

Cambios respiratorios durante el embarazo



Durante el embarazo se producen cambios en la respiración, principalmente, debidos a cambios anatómicos, mecánicos y hormonales. La cantidad de aire inspirada o espirada por minuto crece, aproximadamente un 40 por ciento. El crecimiento del útero hace que se ensanche la parrilla costal y que el diafragma se quede en posición espiratoria, es decir, que no descienda suficiente durante la inspiración y esté elevado unos 4 centímetros.

Además, debido a la acción de la progesterona que estimula el centro respiratorio, se produce hiperventilación y fatiga con la actividad.

Qué beneficios te pueden aportar los ejercicios respiratorios en el parto

  • Los ejercicios respiratorios controlados, facilitan un buen intercambio de gases para favorecer la buena oxigenación fetal.
  • Promueven la liberación de endorfinas proporcionando serenidad.
  • Una buena oxigenación ayuda a eliminar sustancias desecho que producen dolor muscular en la madre.
  • El parto supondrá un gran esfuerzo: tu objetivo será dosificar al máximo la energía.
  • Los ejercicios respiratorios, durante el parto, te pueden ayudar a desviar tu atención del dolor de la contracción y concentrarte en la entrada y salida del aire, haciendo que la contracción sea más llevadera:
    • Cambia el foco de atención de la sensación dolorosa.
    • Cambio de reflejo condicionado:

Contracción = Dolor → Contracción = Respiración

⇒  Ayuda a superar la contracción de forma controlada.