El periodo de dilatación del parto
   
       
  Dilatación   Dilatación
       
  Parto:Monitorización   Monitorización
       
  Exploraciones o tactos vaginales   Exploraciones vaginales
       
  Enema antes del parto   Enema
       
  Inducción al parto   Inducción al parto
       
  Contracciones de parto   Contracciones
       
  Maduración cervical   Maduración cervical
       
  Anestesia epidural   Anestesia epidural

 

Parto inducido y maduración cervical

Un cuello uterino maduro, clave para el éxito del parto

 

Inducción al parto


Se trata de un procedimiento dirigido a desencadenar el parto de forma artificial por medios mecánicos, médicos o ambos en un intento de que el parto tenga lugar por vía vaginal. Es lo que vulgarmente se conoce como "provocar el parto".

Las indicaciones de la inducción del parto pueden ser por causa materna o por causa fetal.

Las enfermedades maternas graves en las que la prolongación del embarazo pueda perjudicar la salud de la madre o resultar peligrosa para el feto son  la preclampsia, diabetes gestacional, la  infección del líquido amniótico (corioamnionitis), la cardiopatía severa o el cáncer materno. Las patologías que implican un riesgo para el feto son la isoinmunización Rh, crecimiento intrauterino retardado , los embarazos prolongados mayores de 41 semanas o las malformaciones fetales.
  Período de dilatación: inducción al parto
     
     
     
  La técnica de la inducción del parto variará según el estado del cuello del útero.  
     
 
 
Si el cérvix está algo dilatado y borrado, se empleará la técnica de Cardiff. Esta consiste en la rotura de la bolsa amniótica (amniorrexis) y la monitorización interna. Posteriormente se administrará un goteo con oxitocina par ir obteniendo contracciones que vayan dilatando y borrando el cuello. La inducción es gradual y se controla el goteo de oxitocina según las contracciones que se vayan obteniendo. Por eso, las contracciones no van a ser dolorosas desde el principio, aunque serán cada vez más molestas según avance la dilatación.
 
Si el cuello está muy poco dilatado y borrado, se procederá a la maduración cervical.
 
 

Maduración cervical

 
Es un procedimiento que se emplea para mejorar las condiciones del cuello uterino antes de la inducción con oxitocina. El objetivo es mejorar los resultados de la inducción, lo que se traducirá en la disminución del tiempo del parto y del número de cesáreas.
 
Entre los métodos utilizados para provocar la maduración del cuello del útero están los medios mecánicos y los farmacológicos.
 
Medios mecánicos
Maniobra de Hamilton: Consiste en el despegamiento con los dedos del ginecólogo o la matrona del polo inferior de la bolsa amniótica para favorecer la liberación de prostaglandinas y desencadenar contracciones. Se hace a través de un tacto vaginal y suele resultar un poco molesto, dejando posteriormente la vagina dolorida. A veces se acompaña de pequeñas pérdidas de sangre o moco cervical.
   
Amniotomía: Es la rotura de las membranas de la bolsa amniótica. Esta rotura no resulta dolorosa, salvo el propio tacto vaginal que conlleva. La rotura de las membranas estimula la secreción de prostaglandinas y posteriormente la de oxitocina.
   
   
Medios farmacológicos
Oxitocina a dosis bajas: Administración de oxitocina intravenosa a dosis bajas con monitorización externa contínua. Este método es poco efectivo.
   
Protaglandinas: Son fármacos que se aplican localmente en el fondo de la vagina y el cuello uterino. Lo administra un ginecólogo.
La protaglandina más empleada es la  dinoprostona (PGE2) y se presenta en forma de gel o de cintilla vaginal de liberación lenta. El gel de protaglandinas se introduce en el canal del cuello uterino y se deja al menos 6 horas antes de aplicar la oxitocina.
   
El dispositivo de liberación lenta se coloca alrededor del cuello uterino y tiene como ventaja que se puede retirar fácilmente ante cualquier complicación en la madre o el feto (sufrimiento fetal o exceso de contracciones). Esta cintilla se suele dejar unas 12 horas antes de iniciar la administración de oxitocina. Tanto una como otra forma de administración de prostaglandinas tienen como misión madurar el cuello del útero y provocar contracciones.