Inicio del parto

¿Cómo empieza el parto?

¿Cómo empieza el parto?
Es importante insistir en que todos los síntomas y signos descritos anteriormente sólo anuncian que el parto se acerca, pero no indican el comienzo del parto como tal. Se considera que la madre ha comenzado el parto cuando tiene contracciones frecuentes que son capaces de acortar el cuello del útero y dilatarlo para que el feto pueda pasar a través del mismo.
 
Sin embargo, el alumbramiento no tiene un comienzo brusco. Se dan casos en que la madre ya tiene una notable dilatación del cuello del útero pero no ha sentido ninguna contracción, y otras veces la madre sufre contracciones frecuentes y dolorosas durante horas sin que el cuello del útero se haya dilatado lo más mínimo.
 
Por eso los especialistas marcan una "fase de latencia" al inicio del parto, donde las contracciones son muy pocas y el cuello del útero se va dilatando lentamente. Esta etapa puede durar de 6 a 18 horas en las mujeres que dan a luz por primera vez y es más corta en las multíparas. Tras ella comienza la "fase activa" del parto, en la que la madre ya es plenamente consciente de las contracciones y de la dilatación del cuello del útero: se abre el periodo de dilatación. La madre debe empezar a practicar las técnicas de respiración que ha aprendido durante las clases de preparación al parto.
 
Existe un acuerdo casi unánime que considera que una mujer está de parto cuando tiene contracciones cada siete minutos aproximadamente, con una dilatación de cuello uterino unos dos centímetros. Sin embargo, la madre debe acudir al médico siempre que sospeche que el parto ha comenzado. Suele ser en estos casos:
 
Si "rompe aguas" , es decir, cuando se haya roto la bolsa de las aguas que contiene el bebé y el líquido amniótico.
Si tiene contracciones de más de 30 segundos cada 10 minutos.