Tablas china y maya: saber o elegir el sexo del bebé

El calendario lunar se utiliza para conocer si será niño o niña

Sexo del bebé: tabla china y maya ¿Niño o niña? Normalmente las parejas desean conocer el sexo de su bebé antes de nacer. En función de éste suelen elegir el color de toda la parafernalia asociada a la llegada de un hijo, como el de las paredes y el mobiliario de la habitación o el de la ropa y el carrito. Y por supuesto el nombre del bebé. Para algunos progenitores saber con antelación si nacerá un niño o una niña se convierte en una obsesión.

Esos padres empeñados en concebir una criatura de un determinado sexo o en averiguar el sexo lo antes posible pueden recurrir a las tradicionales tablas china y maya.
Estos dos métodos no están avalados por estudios científicos, pero por intentarlo no se pierde nada. Ambos se rigen por el calendario lunar, con unas tablas que muestran cuándo se debe concebir el hijo para que nazca con un determinado sexo. Si la mujer ya está embarazada, estos calendarios indican cuál será el sexo del recién nacido. La probabilidad de acierto, dicen, alcanza el noventa por ciento. Y su posible secreto para tantos aciertos es el siguiente: el calendario lunar coincide con el ciclo menstrual. Comprueba tú misma si funciona.
 

Sexo del bebé: la tabla china, un recurso milenario para la embarazada

 
Desde tiempos remotos, en algunos países como China han preferido traer al mundo niños: resultaban más útiles para una familia en los trabajos del campo o cuidando animales, mientras las mujeres se dedicaban más a tareas domésticas. Aún hoy perdura esa tradición. Por eso no extraña el invento del calendario chino como un instrumento milenario para elegir el sexo del retoño. En la actualidad mujeres de todo el mundo, con el anhelo de un bebé de determinado sexo, recurren a este método. Hace 700 años se descubrió una tabla de nacimiento china en la tumba de la familia real. Ésta la utilizaba para conseguir herederos varones.
 
     
  La tabla de género china fue ideada en un principio para escoger el sexo del bebé antes de ser engendrado. Según este calendario chino del embarazo, para lograrlo la pareja debe concebir a su hijo en un mes determinado, dependiendo de la edad de la madre.  
     
 
El funcionamiento es sencillo: en la línea vertical de la tabla china se encuentra la edad de la madre (se calcula con edades que van desde los 18 hasta los 45 años). Calcular la edad lunar es una operación fácil: si la embarazada cumple años en enero o febrero debe sumar 2 años a su edad actual. Si los cumple en otro mes, añade 1 año. Por ejemplo, la edad lunar de una mujer con 27 años cumplidos en enero sería de 29. Si hubiera nacido en marzo, 28  años. En la línea horizontal aparecen los meses del año. El punto en el que se cruzan ambos factores muestra el resultado: los cuadros en rosa significan niña, los azules equivalen a un niño. Muy fácil.
 
Tabla china del embarazo
 
Tabla china del embarazo
 
 
En el caso de querer "seleccionar" el sexo del bebé antes del nacimiento, primero calcula tu edad lunar y después mira en qué meses correspondería concebirlo para procurarte tu objetivo. Si el hijo ya viene de camino, el calendario del embarazo chino te ayudará a conocer el sexo del feto mediante la edad lunar en el momento de la concepción. Si no estás segura del día exacto, puedes calcularlo sumando 14 días a la fecha del primer día de la última menstruación.
 
Los almanaques chino y maya se rigen por las fases de la luna (de 28 días), mientras que en Occidente lo hacemos por sol, a través del denominado calendario gregoriano. Para los chinos los siglos se componen de 60 años, en  5 fases de 12 años (cada uno representado por un animal). El año nuevo para ellos no se celebra en una fecha fija sino que varía en función de la primera luna nueva después del solsticio de invierno (normalmente entre finales de enero y mediados de febrero).
 
 

Tabla maya: sexo del bebé y ciclos lunares

 
El calendario maya de embarazo está diseñado con los mismos fines que el chino, es decir, averiguar el sexo del bebé. La dinámica para engendrar un hijo eligiendo el sexo resulta simple, de acuerdo con este sistema: mirando en la tabla la edad de la mujer y el mes en el que debe concebir a la criatura para que nazca un niño o una niña. Para asegurar la elección, mejor no realizar el cálculo para quedarse embarazada en el mes del cumpleaños. Para saber de antemano el sexo del feto una vez concebido, escoja la edad y el mes en el que quedó encinta.
 
     
  La tabla maya de embarazo se basa en el calendario de las 13 lunas, que era utilizado por la civilización maya. El movimiento de la luna lo dividían en cuatro fases de siete días de duración, es decir, 28 días por luna, lo que equivale a 13 lunas al año de 364 días de rotación de la Tierra en su órbita. El día sobrante se llama "fuera de tiempo" o "día verde", y siempre se celebra el 25 de julio. Cada fase de la luna lleva asociada un animal, algo muy parecido al calendario chino.