Hipersomnia y embarazo: "Me duermo a todas horas"

El nivel de alerta disminuye en la embarazada

Hipersomnia y embarazo

Se llama hipersomnia a la constante sensación de sueño durante el día. Es algo muy normal entre embarazadas, especialmente durante el primer trimestre de gestación.

Las principales causas de este síntoma son los cambios hormonales que se producen al comienzo del embarazo. Los altos niveles de estrógenos y progesterona provocan una relajación de la actividad cerebral.

Cómo es eso de "dormirse por los rincones"

 
  • La madre tiene una calidad del sueño normal, pero las horas son muchas: entre 8 y 12, durante los tres primeros meses de embarazo.
  • Al levantarse le cuesta mucho despertarse del todo y durante todo el día tiene una somnolencia excesiva, que le obliga a echar varias cabezadas diurnas.
  • El nivel de alerta y de atención están disminuidos, por lo que se dificulta el desarrollo de actividades cotidianas y el rendimiento laboral.
  • Es normal que la madre tenga olvidos frecuentes y se quede dormida a los pocos minutos, cuando se sienta.
  • No hay que confundir esta somnolencia con cansancio o fatiga: en la hipersomnia no hay cansancio físico, sólo destaca la sensación de sueño continuada.

Tratamiento de la hipersomnia

 

Si este síntoma se mantiene durante varias semanas y llega a ser un problema para la madre y su entorno, se debe acudir al médico para valorar un tratamiento.

  • Hay que descartar que exista una depresión, un problema cardíaco o una anemia.
  • Antes de establecer una medicación se deben probar otras medidas que son beneficiosas para paliar este síntoma: realizar un ejercicio físico moderado durante el día, comer una dieta sana y equilibrada con una cena ligera y un desayuno fuerte, establecer un horario de sueño estricto al inicio y al final de éste, exponerse al sol el mayor con protección solar tiempo posible...
  • El tratamiento con medicamentos puede ser una opción, siempre que no haya riesgo para el feto. Normalmente se utilizan antidepresivos aunque no exista una depresión como tal.
Tratamiento de la hipersomnia

Insomnio, el problema contrario


En ocasiones el problema es justo el contrario: la madre sufre insomnio. Esto es mucho menos frecuente y es más típico del último trimestre de embarazo. Para solucionarlo, lo mejor es prevenir las molestias propias de esa etapa de la gestación, especialmente el dolor lumbar que es la principal causa del mal descanso nocturno. También es útil tomar medidas similares a las anteriores descritas para la hipersomnia.