Consejos para una buena lactancia
 

Consejos para una buena lactancia

Descarga aquí nuestros consejos
 

 

Beneficios de la lactancia materna durante el embarazo

Tendrás mucha leche y menos molestias en el posparto

¿Los beneficios de la lactancia materna durante la gestación superan a los problemas que puede ocasionar? ¿Puede afectar al peso del bebé que estoy gestando? ¿Podré producir la leche necesaria para dos niños?

Producción de leche, asegurada

Un hermano lactante va a favorecer siempre una producción de leche adecuada por parte de la madre. Esto va a asegurarnos una producción de leche abundante durante los primeros días del postparto favoreciendo la alimentación del hermano más pequeño recién nacido. De forma lógica se ha establecido una relación significativa de que este tipo de lactancia disminuye la incidencia de la pérdida de peso excesiva en el recién nacido.

Beneficios de la lactancia materna durante el embarazo

Pechos menos congestionados

En el postparto se produce de igual forma que en embarazos anteriores la denominada subida de la leche. La lactancia del hermano mayor favorece que los pechos no se encuentren extremadamente ingurgitados y favorecen la descongestión de los mismos, el enganche, la succión del pequeño y disminuye las molestias maternas.

Menos aumento de peso de la madre

El mantenimiento de la lactancia materna durante la gestación ha demostrado disminuir el aumento de peso excesivo durante la gestación. Esto disminuirá las molestias lumbares de la gestante, así como la incidencia de diabetes gestacional.

Lactancia materna afecta peso del recién nacido

¿Afecta al peso del recién nacido?

Existen múltiples dudas aún por resolver respecto a los efectos de la lactancia materna durante la gestación. Entre ellos destaca la posibilidad de que pueda afectar el peso del nuevo hijo al nacimiento.
Según los estudios realizados, no parece que la lactancia materna afecte de forma negativa en el peso al nacer. Todo lo contrario, parece que el segundo hijo tiene un peso algo más elevado al nacer, si lo ajustamos al sexo y a la edad gestacional. Estas conclusiones pueden considerarse sesgadas, ya que no debemos olvidar que existe un aumento del peso de los recién nacidos según la paridad de la mujer.

Respecto a la posibilidad de disminuir la tasa de embarazos prolongados o de aumentar la tasa de parto prematuro no parece existir una influencia al respecto. La incidencia de partos pretérmino no parece verse afectada. Aunque los estudios existentes parecen que la lactancia materna favorece la tasa de parto espontáneo y no inducido, debemos tener en cuenta que de forma fisiológica esta tasa disminuye en embarazos sucesivos, por lo que de nuevo podemos estar ante un sesgo.

Lactancia materna segura si…

  • En caso de embarazadas sin gestaciones de riesgo que dan el pecho mantienen una dieta equilibrada, completa y suplementada.
  • La lactancia materna durante la gestación no parece influir de forma negativa en el pronóstico del embarazo, del peso del recién nacido al nacer, ni de la edad gestacional en el momento del parto.
  • Se proporciona información adecuada y basada en la evidencia a toda mujer que exprese su deseo de mantener la lactancia materna durante la gestación, así como prestarle apoyo en el caso de necesitarla.
  • En casos individuales de complicaciones obstétricas surgidas durante el embarazo, como la amenaza de parto prematuro, o los sangrados durante la gestación se recomienda una suspensión de la lactancia materna para evitar el aumento de las concentraciones de oxitocina que puedan favorecer los sangrados o las modificaciones del cuello uterino.
Diana Cuenca Obstetra del hospital de Torrejón de Ardoz (Madrid)