Cómo conciliar lactancia materna con trabajo

En la guardería pueden dar el bebé leche materna en biberón

     
La duración de la baja maternal en España -16 semanas, unos cuatro meses- no se corresponde con la duración de la lactancia exclusiva recomendada por la OMS/UNICEF. Por ello, si se puede, es ideal conciliar la vuelta al trabajo con la lactancia materna.

En muchos estudios se ha comprobado que, con información y apoyo, la duración de la lactancia fue la misma en mujeres que trabajaban o no fuera de casa. Sin embargo, para muchas madres supone la retirada de la lactancia. Si estando bien informada has decidido no continuar con la lactancia materna, no te sientas culpable, es una decisión muy personal. Seis meses de lactancia materna exclusiva es el mínimo que todo bebé debería recibir, pero cada madre debe decidir cuándo es su momento de retirarla.
  Lactancia materna: cómo conciliar con el trabajo
     
   
 
Las diferentes opciones que ayudan a conciliar la lactancia con el trabajo son:
   
Jornada laboral compatible.
   
Solicitar una reducción de jornada, si te lo puedes permitir.
   
Que en tu trabajo tengan una política de empresa que favorezca la lactancia.
   
  Flexibilidad en la organización del trabajo, una sala donde poder extraerte la leche, una nevera donde guardarla… y puedas extraerte la leche. Así se obtiene leche para las tomas del día siguiente y se mantiene la producción de leche.
   
Permiso por lactancia
   
  Desde la incorporación hasta que el bebé tenga nueve meses, la madre (o padre) tiene derecho a una hora de pausa diaria para la lactancia. Hay dos opciones:
       
      1.  Unirlo al permiso de maternidad, añadiendo los días que correspondan a la baja maternal.
       
      2.  No juntarlos, manteniendo una hora cada día:
       
         ♦  Durante la jornada, si vives cerca de casa o pueden acercarte a tu bebé al trabajo.
   ♦  Dividida en dos medias horas a lo largo de la jornada.
   ♦  Reducir en media hora su jornada laboral al principio o al final de la jornada.
       
       
     
  Cada madre, en función de sus necesidades y facilidades, puede intentar adaptar la lactancia y el trabajo.  
     

 

 
 

Continuar la lactancia materna en guardería

 
Cuando un bebé comienza a ir a la guardería y la madre se extrae leche en el trabajo, puede solicitar llevar la leche extraída a la guardería y que se la administren a su hijo. Cada vez existen menos dificultades para ello pero todavía existen centros que plantean reticencias. Si es tu caso, existen protocolos en diferentes comunidades autónomas en los que apoyar tu petición y defender el derecho de tu hijo a recibir leche materna.
 
En la Comunidad de Madrid existe el "Protocolo a seguir sobre alimentación con leche materna en las escuelas infantiles de titularidad de la Comunidad de Madrid". Puede descargarse en:
 
⇒   Protocolo sobre alimentación con leche materna en escuelas de la Comunidad de Madrid
 
Leyes
 
A continuación se muestra un enlace para consultar las leyes relacionadas con la maternidad y la lactancia, para consultar dudas y otros casos concretos (derecho del padre a baja y/o horas de lactancia, parto gemelar…).
 
⇒   Leyes de maternidad y lactancia
   
También puedes realizar consultas por teléfono a sus asesoras de lactancia, mujeres que han amamantado y son madres como tú, y que probablemente han pasado por situaciones parecidas a la tuya.
 
 
Lucía Moya. Matrona