Alimentación cuarto mes de embarazo

La embarazada debe tener algunas precauciones con el pescado

     
Alimentación cuarto mes de embarazo   El pescado y el marisco deben formar parte de una dieta saludable también en el embarazo, porque contienen proteínas de alto valor biológico, son bajos en grasas saturadas y contienen ácidos omega-3. Sin embargo, algunas especies de pescado contienen dosis demasiado elevadas de contaminantes potencialmente dañinos, como las dioxinas, los bifenilos policlorinados y, fundamentalmente, el metilmercurio, que pueden resultar peligrosos para el embarazo. En concreto, el metilmercurio en dosis excesivas puede resultar nocivo para el desarrollo cognitivo del bebé. El metilmercurio se acumula principalmente en la carne de pescado más que en el aceite de pescado. Dentro de los diferentes tipos de pescado, los que contienen mayores niveles de contaminantes son los de mayor tamaño que utilizan para su alimentación gran cantidad de otros peces contaminados de menor tamaño. Así, la FDA (Food and Drug Administration) americana recomienda durante el embarazo.  
 

 

Consumo Pescado Nivel metimercurio
Evitar tiburón, pez espada, emperador, lofolátilo, blanquillos o caballa
Alto
No mas 1vez/semana
atún blanco o bonito del norte
Medio
Habitual atún enlatado, gambas, bacalao, camarones, salmón, anchoas, sardinas, pescadilla, etc.
Bajo (Seguro)

 

 
Esto no debe llevar en absoluto a que las embarazadas abandonen el pescado de su dieta, puesto que existen otros muchos pescados de consumo habitual cuyos niveles de metilmercurio son seguros. Para consultar la lista con los niveles de metilmercurio en otras especies puedes consultar la página www.epa.gov/ost/fish.