Semana a Semana
   Primer mes de embarazo
  Semana 1 y 2
  Semana 3
  Semana 4
   

 

Desarrollo fetal primer mes de embarazo

fecundación e implantación

En este primer mes se cubre la etapa que va desde la fecundación hasta la implantación.
 
La fecundación se produce en el momento de la unión entre el óvulo femenino y el espermatozoide masculino. El óvulo femenino sale del ovario en el momento de la rotura del folículo ovárico que lo contiene (ovulación), lo cual suele ocurrir hacia el día 14 tras el comienzo de la última regla. Este óvulo es recogido por la trompa y transportado a través de ella. Por otra parte, de los millones de espermatozoides secretados en el momento de la eyaculación, solamente 300-500 de ellos consiguen atravesar el útero y llegar hasta las trompas. El encuentro entre espermatozoide y óvulo ocurre en la región más ancha de la trompa. Solamente un espermatozoide penetra en el óvulo y lo fecunda, dando lugar a la primera célula con todo el material genético necesario para dar lugar al desarrollo del futuro bebé. Esta primera célula se denomina cigoto. El cigoto comienza entonces a dividirse y a viajar hacia el útero. La primera división en 2 células tiene lugar unas 30 horas después de la fecundación, a los 3 días ya son 16 células que consiguen entrar en el útero. Posteriormente las células comienzan a organizarse (periodos de mórula y blastocisto) mientras viajan por la cavidad uterina buscando su lugar de implantación. Tras la ovulación, el endometrio (capa interna del útero) se prepara para recibir al blastocisto (futuro embrión y placenta) cargándose de sustancias nutritivas.

 

 
Vídeos Ecografías 4D   -   7 semanas y 6 días
 
 
   
   
Hacia el noveno día tras la fecundación (tercera semana tras la última regla), el blastocito entra en contacto con el endometrio y comienza la implantación, que es el proceso por el cual las células que darán lugar al embrión y la placenta quedan incorporadas al endometrio. En los siguientes días las células del blastocisto se diferencian de manera que se puede distinguir aquellas que darán lugar a la placenta de las que formarán el embrión. Incluso dentro de las células que formarán al embrión comienzan a desarrollarse 3 capas distintas, cada una de las cuales será la responsable de formar distintos órganos. Así, por ejemplo, la más interna o endodermo dará lugar a la mayoría de las estructuras digestivas y urinarias, la central o mesodermo a los huesos, músculos y vasos sanguíneos y la más externa o ectodermo a las estructuras del sistema nervioso central. Al final del primer mes y comienzo del segundo, el futuro embrión es milimétrico, tiene forma de disco y no es posible distinguir todavía con claridad en él las distintas estructuras. Tampoco podrás verlo aún por ecografía. Sin embargo, las células que lo componen ya se encuentran diferenciadas, es decir, programadas para formar los distintos tejidos y órganos.
 

 

 

Ecografía embarazo

 
Ecografías embarazo en 2D, 3D y 4D
Accede a la Sección Imágenes y Vídeos