Semana a Semana
   Segundo mes de embarazo
  Semana 5
  Semana 6
  Semana 7
  Semana 8
  Semana 9
   

 

Síntomas segundo mes de embarazo

Cambios en la madre segundo mes

Probablemente comiences a sentirte más fatigada y aparezcan ya algunas náuseas, sobre todo por las mañanas.
 
La tensión arterial tiende a ser un poco más baja de lo habitual, al contrario de lo que sucederá al final del embarazo. La frecuencia cardiaca comienza a aumentar en 3-5 latidos/minuto, llegando a un aumento de 10-15 latidos al final del embarazo.
 
El volumen sanguíneo materno aumenta a lo largo del embarazo con el objetivo de cubrir las demandas maternas y fetales y salvaguardar a la madre de los efectos adversos vinculados a la pérdida sanguínea en el momento del parto. En este mes el volumen sanguíneo es ya un 10% mayor que fuera del embarazo. En este momento, donde más se va a notar este incremento es en la zona genital. Puedes notar que el color de la zona vulvo-vaginal se vuelve más oscuro y azulado. El cuello del útero suele volverse más blando y friable, siendo habitual que sangre ligeramente tras las relaciones sexuales, lo que puede confundirse con una amenaza de aborto.
 
El sistema inmune se "debilita" para tolerar la presencia de las células fetales y placentarias que le son ajenas. Esto puede hacer a la mujer un poco más susceptible a adquirir infecciones, pero en el caso de las enfermedades autoinmunes como el lupus o la artritis reumatoide se suele producir una mejoría.
 
El útero aumenta de tamaño (de 7 a 9 cm) y va tomando forma esférica, pero todavía no sobrepasa la pelvis por lo que no lo percibirás en tu vientre.
 
Al crecer, el útero presionará la vejiga, lo que unido al progresivo aumento del volumen sanguíneo, puede provocar que sientas ganas de orinar cada poco tiempo.
 
Continúan los cambios en los pechos, que se vuelven más grandes y pesados además de estar más sensibles al tacto. Aumenta la pigmentación de la areola, que se vuelve más oscura y aparecen en ella pequeños nodulitos que se denominan tubérculos de Montgomery. También se hacen visibles como líneas azuladas las venas superficiales, puesto que aumenta la afluencia de sangre a las mamas. Probablemente tengas que actualizar la talla de tu sujetador: busca uno que tenga buen soporte.
 
Consejo: Es recomendable que comiences a utilizar diariamente cremas hidratantes que eviten la aparición de estrías.
 

 

 

Cuidados para mantenerse bella en el embarazo

    Cuidados embarazo
⇒     Cuidados del cabello
⇒     Cuidados de las piernas
⇒     Cuidados de los senos
⇒     Cuidados de la piel