Semana a Semana
   Tercer mes de embarazo
  Semana 10
  Semana 11
  Semana 12
  Semana 13
   

 

Alimentación tercer mes de embarazo

cómo alimentarse con las náuseas y los vómitos

 

La aparición de náuseas y vómitos puede ser inevitable en muchos embarazos, pero hay varias cosas que se pueden hacer para minimizarlos y que no resulten limitantes para tu vida:
       
Alimentación tercer mes de embarazo   Repartir más las comidas: se recomienda aumentar la frecuencia de las comidas a 5 ó 6 al día, disminuyendo la cantidad en cada una.
     
  Beber frecuentemente agua o bebidas isotónicas frescas, a pequeños sorbos, intentando superar los 2 litros diarios de ingesta líquida.
     
  Evitar olores molestos y alimentos que causen repulsión.
     
  Los sabores a limón y naranja sueles ser bien tolerados. Si te gusta, prueba con una limonada fresca o bebidas con aroma de té al limón.
     
       
Evitar aquellos alimentos que dificultan la digestión, tales como los fritos, los formadores de gas, las grasas, los picantes y las especias.
   
Esperar unas 3 horas antes de acostarse tras una comida.
   
Evita mantenerte sedentaria. Haz algo de ejercicio suave para favorece el tránsito digestivo.
 
Existen técnicas de acupuntura para evitar la emesis gravídica. En concreto, la utilidad del masaje en el punto P6 (tres traveses de dedo por debajo de la cara palmar de la muñeca) está avalada científicamente. No quiere decir ni mucho menos que siempre sea efectivo este remedio, pero al menos es inocuo.
 
 
     
  Si tu médico te ha recetado alguna medicación para evitar los vómitos ("antiemético"), debes tomarlo unos 30 minutos antes de las principales comidas para que sea efectivo  
     
 
 
 
     
 
No dejes de tomar por tu cuenta la medicación contra los vómitos que te haya recetado tu médico por miedo a tomar medicación durante el embarazo o a lo que diga el prospecto. Los fármacos que más habitualmente se recetan, como la metoclopramida o doxilamina, son seguros a las dosis habituales. Es común leer en los foros de embarazadas frases del tipo: "yo, aunque digan que no pasa nada, intento no tomarlo y aguantarme con los vómitos". Es un error, puesto que de este modo lo único que conseguirás es que aumenten los vómitos, encontrarte mal e incluso evolucionar hacia la deshidratación que te lleve al ingreso hospitalario y la necesidad de administración de mayores dosis de fármacos.
 
  Nauseas y vómitos en el tercer trimestre de embarazo