Embarazo de gemelos

Las gestaciones gemelares en España suponen entre el 2 y el 3% de los embarazos

Se define el embarazo múltiple como aquel en el que se desarrollan simultáneamente más de un embrión en la cavidad uterina. En el caso de coexistir dos embriones, lo denominamos gestación gemelar. Si se identifican tres embriones en dicha cavidad, la gestación es triple, y si son cuatro, la gestación se denomina cuádruple
Embarazo múltiple
Las gestaciones gemelares suponen una proporción cada vez más importante del total de los embarazos, fundamentalmente en los países desarrollados. La causa principal es el incremento de gestaciones conseguidas mediante técnicas de reproducción asistida.

La pujanza de los gemelos ha ido en aumento en los últimos años. En España el embarazo gemelar tenía una incidencia del 0,85% de las gestaciones en 1985; en 1995 ya se situaba en el 1,3%; y actualmente en nuestro país la tasa de gestaciones gemelares se sitúa en un 2-3%. En Estados Unidos, por ejemplo, la incidencia de embarazo gemelar en el año 2006 ya era del 3,2%.
Las cifras de embarazo para los gemelos monocigotos se mantienen constantes: nos referimos a los hermanos que provienen de la ovulación y fecundación un mismo ovocito; y sin embargo, la tasa ha ido aumentando en los gemelos dicigotos, fruto de la ovulación y fecundación de dos ovocitos distintos.
 
Los gemelos monocigotos son hermanos idénticos tanto genética como fenotípicamente (físicamente) y por ello son del mismo sexo. Los gemelos dicigotos son hermanos distintos tanto genética como físicamente, aunque en ocasiones se parecen mucho, como hermanos que son. Por tanto, los gemelos monocigotos son los que popularmente se conocen como gemelos, mientras que los gemelos dicigotos se conocen como mellizos. En el ámbito de la medicina, los profesionales consideramos todos estos embarazos como gestaciones gemelares siempre que existen dos embriones dentro del útero.
Los gemelos dicigotos son más frecuentes que los monocigotos: la proporción es del 70 por ciento en el primer caso, frente al 30% en el segundo. La incidencia de los gemelos monocigotos permanece estable a lo largo de los años con una incidencia de entre 3 a 5 casos por cada mil partos o 1 de cada 250 partos. Por el contrario, la frecuencia de los gemelos dicigotos ha ido aumentando considerablemente, debido a una serie de factores de riesgo como las técnicas de reproducción asistida, la edad de la madre, el peso, la talla o la raza.
Dra. María de la Calle Fernández-Miranda Responsable de la Consulta de Embarazos Múltiples
Unidad de Tocología de Alto Riesgo del Servicio de Obstetricia del Hospital La Paz (Madrid).