Contacto piel con piel, la mejor medicina para bebé

 

Hasta hace pocos años, en la mayoría de los hospitales españoles, tras el parto, el niño se separaba inmediatamente de la madre, se trasladaba a la cuna térmica y se realizaban una serie de maniobras como aspiración de secreciones, puntuación del test de Apgar... Se secaba y vestía al recién nacido y, sólo entonces, era devuelto a su madre.

Todo esto está cambiando y el Ministerio de Sanidad recomienda desde 2007 en su Estrategia sobre la Atención al Parto Normal en el Sistema Nacional de Salud practicar el contacto precoz piel con piel entre la madre y el recién nacido. "La criatura recién nacida sana y su madre deben permanecer juntas tras el parto y no separarse en ningún momento, si el estado de salud de la madre lo permite", explica el texto. En el caso de cesárea, el documento anima a las madres a practicar el contacto piel con piel y, si están muy doloridas, los especialistas han de proponérselo al padre de la criatura.

Por otro lado, la Asociación Española de Pediatría recomienda favorecer el contacto piel con piel, demorar la profilaxis hasta que haya realizado la primera toma al pecho y evitar el paso de sondas por las vías del bebé de forma rutinaria. También la Sociedad Española de Neonatología, en su Manual de Reanimación Neonatal nos indica en los cuidados de rutina del recién nacido, que el niño a término que responde de manera vigorosa al entorno extrauterino puede permanecer con su madre piel con piel.

La Iniciativa para la Humanización en la Asistencia al Nacimiento y la Lactancia de la OMS-UNICEF (IHAN), al que pertenecemos algunos hospitales como el Hospital Clínico de Madrid, en el cual trabajo, proporciona un modelo de cuidados de bajo coste, basado en la evidencia científica, fácilmente aplicable en las Maternidades, que ha demostrado aumentar la lactancia materna y mejora la salud materno infantil. Estable "Diez pasos para una feliz lactancia natural en las Maternidades" y en el cuarto paso explica que se debe "colocar a los bebés en contacto piel con piel con sus madres inmediatamente después del parto, por lo menos durante una hora, y alentar a las madres a reconocer cuando sus bebés están listos para amamantar, ofreciendo su ayuda en caso necesario".

El bebé sube reptando hasta el pecho
Se denomina contacto piel con piel precoz, al primer contacto con piel del recién nacido con su madre, tras el parto. El recién nacido se coloca en decúbito boca abajo sobre el abdomen materno y poco a poco se desplazará, reptando, hasta llegar al pecho.

La evidencia científica no especifica el tiempo ideal del contacto piel con piel. La mayor parte de los estudios coinciden en establecer un tiempo aconsejado de 50 minutos de contacto, pero lo ideal es ampliarlo hasta los 120 minutos, tiempo en el finaliza el periodo sensitivo o de alerta tras el parto en un recién nacido normal. De esta manera, la probabilidad de hacer una toma de forma espontánea es ocho veces mayor que si el tiempo es inferior a 50 minutos.

Detallamos los beneficios del contacto precoz piel con piel:

  • Establecimiento del vínculo madre-hijo, influyendo en el estado de salud del niño y su desarrollo emocional.
  • Evita la pérdida de calor y por lo tanto el recién nacido, mantiene mejor su respiración y latido del corazón.
  • Reduce el llanto y el estrés en el recién nacido, favoreciendo una mejor adaptación a su nueva vida.
  • Pone en marcha el reflejo de búsqueda, favoreciendo un agarre al pecho materno en una posición correcta. El 60 por ciento de los recién nacidos que han permanecido piel con piel hacen un enganche correcto, frente al 20 por ciento en los que se les ha separado.
  • Favorece el comienzo de la lactancia materna de forma precoz. La mayoría de los recién nacidos presentan comportamientos espontáneos de alimentación en la primera hora de vida.
  • Un contacto temprano piel con piel con succión, se asocia a una mayor duración de la lactancia.
  • En la madre, disminuye el riesgo de hemorragia posparto y la ansiedad en los primeros días, con mayor confianza sobre la capacidad del cuidado de su hijo.

Se debe realizar el contacto piel con piel, siempre que se cuente con la vigilancia exhaustiva y continúa de los profesionales y especialmente cuando la madre sea primípara, se encuentre sola y agotada. ¿Qué mejor que el cuerpo de una madre para recibir a su hijo? En él encontrará todo lo que necesita en ese momento: calor, protección y alimento. Por todo ello os aconsejo que busquéis por internet todo lo referente al contacto piel con piel y elijáis para el parto aquellos centros donde se fomente este contacto "piel con piel".

 
Natalben: Las pruebas de mi embarazo

Blog las pruebas de mi embarazo

Sobre el blog
 

El blog Las pruebas de mi embarazo recoge todas las novedades en cuanto a gestación y pruebas diagnósticas. Las nuevas técnicas, los procedimientos punteros, los estudios más recientes, las curiosidades del mundo de la obstetricia... Todo se recoge en esta bitácora, escrita por un especialista de máximo nivel. Pasen y vean: este blog está hecho para ti.

 
Sobre el autor

El catedrático Miguel Ángel Herráiz es jefe de Sección de la Unidad de Obstetricia del Hospital Clínico San Carlos (Madrid) y dirige clínica privada en el municipio madrileño de San Sebastián de los Reyes: Ecografías 4D.

Ginecólogo del blog las pruebas de mi embarazo
Twitter
Facebook