El parto - Periodo de expulsivo: Parto Instrumental

Parto instrumental.
  Es aquel parto que en el momento del expulsivo requiere de la utilización de un instrumento, ya sea fórceps, espátula o ventosa.
Las indicaciones de estos instrumentos son generalmente en periodos de expulsivos muy prolongados. También se usan para acortar el expulsivo en casos de patología materna o cualquier situación que contraindique los pujos maternos como las cardiopatías, la miopía magna, la patología de pulmón o el desprendimiento de retina.  En los casos de sufrimiento fetal, agotamiento materno o distocia de rotación también está indicado el parto instrumental.
   
  Fórceps: Son dos ramas articuladas que se introducen en la vagina y se aplican lateralmente en la cabeza del feto. Estas ramas ayudan a rotar y a que el bebé descienda.
   
   -  Ventosa: Es una pieza de metal, silicona o plástico, en forma de copa que se introduce en la vagina y se coloca sobre la cabeza fetal. Se conecta con una bomba que hace vacío y se tracciona suavemente en cada contracción para ayudar a que el bebé descienda. No sirve para rotar la cabeza, a diferencia del fórceps.
   
   -  Espátulas: Son dos ramas parecidas al fórceps pero no van articuladas entre si. Actúan por pulsión y no por tracción como el fórceps. Es decir, la acción que ejercen las ramas es la de apalancar la cabeza fetal hacia fuera.
   
  Sea cual sea el instrumento empleado, la paciente debe saber que con la anestesia epidural no se va a notar ningún dolor, sólo presión a nivel de la vagina.