Semana 18 de embarazo gemelar monocorial

El ejercicio físico puede ser una ayuda en la gestación

 

En la consula ginecológica te realizarán una ecografía abdominal. En ella, además de valorar la viabilidad de los fetos, se valorará la cantidad de líquido amniótico de cada bolsa, medida según las columnas máximas de líquido amniótico. Al mismo tiempo se medirán los tamaños de las vejigas de los fetos. Si en una bolsa la columna máxima de líquido amniótico es menor de 2 centímetros y en la otra es mayor de 8 centímetros, podemos decir que estamos ante un síndrome de transfusión fetofetal. Además, te tomarán la tensión arterial.

 
 
Síndrome de transfusión feto fetal  
   
Síndrome de transfusión feto fetal El gemelo "donante" transfiere su sangre al otro feto y se debilita.

El gemelo "receptor" recibe demasiada sangre y su corazón trabaja en exceso. Tiene riesgo de desarrollar una insuficiencia cardiaca.

La cirugía láser se emplea para solucionar el problema: se inserta un pequeño láser por vía endoscópica en el útero para romper la interconexión de vasos sanguíneos entre los bebés. Así se corrige el flujo de sangre en cada feto.
   
 
Esta semana 18 del embarazo es buen momento para que te apuntes a hacer algún ejercicio. Caminar es muy agradable si hace buen tiempo. Pero también es muy recomendable la matronatación en centros especializados o por tu cuenta. El yoga, el tai-chi o la gimnasia para embarazadas son deportes buenos para la gestante. Actualmente, el Pilates para embarazadas está teniendo mucho auge por ser una disciplina muy completa, ya que se trabaja el suelo pélvico, la respiración, la espalda, la musculatura abdominal, las piernas y los brazos y os permite tener una continuidad incluso después del parto.
 
 
Dra. María de la Calle Fernández-Miranda
Responsable de la Consulta de Embarazos Múltiples
Unidad de Tocología de Alto Riesgo del Servicio de Obstetricia del Hospital La Paz (Madrid)
 
 
 
 

Pruebas y ejercicios en la semana 18 de embarazo gemelar

 
Ecografías 2D, 3D y 4D en el embarazo  

El porqué de la ecografía


A simple vista la ecografía no ofrece tanta información como pensamos. Sin embargo, esas manchas negras, grises y blancas son una mina de oro para los ginecólogos, que pueden comprobar que el feto tiene vida a través del latido fetal, el número de bebés que se alojan en el útero, si van creciendo y desarrollándose o no, dan pistas sobre posibles malformaciones. Además, el ecografista explora la placenta, el líquido amniótico y los órganos maternos. Las exploraciones ecográficas son pruebas clave para toda embarazada, especialmente si la gestación es gemelar. ¿La razón? Puede verse el número de bolsas y placentas.

     
     
Ejercicio y embarazo  

¿Te animas a hacer ejercicio en la gestación?


El ejercicio físico es bueno para las embarazadas, incluidas las gestantes de gemelos, siempre que no haya una contraindicación por razón de salud. Para elegir el ejercicio que más conviene, lo mejor es dejarse asesorar por un experto, siempre teniendo en cuenta el consejo del médico. No obstante, las normas generales dicen que las embarazadas no deben realizar ejercicios de alto impacto, los que fuercen mucho las articulaciones o los que impliquen caídas. Recomendaciones clásicas como andar o matronatación pueden combinarse con ejercicios adaptados de Pilates.

     

Ejercicios de preparación al parto

 

Tablas de ejercicios para la embarazada


Mejor que leerlos, verlos: anímate a ver y a practicar ejercicios para los diferentes trimestres del embarazo. Puedes hacerlos en casa, tal y como te muestra la modelo, o practicarlos en el gimnasio o al aire libre. Una buena preparación al parto pasa por mantener los músculos flexibles, especialmente los de periné, espalda y piernas. Para recuperar la figura después del parto, nada como otra buena sesión de ejercicios que logren recomponer la faja abdominal.