Quedarse embarazada cuanto antes no es tan fácil

La tasa de gestación en un ciclo fértil es del 20 por ciento

 

La búsqueda de un embarazo es un momento muy importante y una decisión difícil de tomar por una pareja, sobre todo en el caso de la mujer: a ella le tocará sobrellevar los cambios corporales, sociales o laborales derivados de la gestación. Pero después de considerar que es el momento oportuno y cuando parece que lo peor ha pasado, llega el momento más complicado, que es el ponerse "manos a la obra".

Porque este "manos a la obra" muchas veces no es tan sencillo como esperábamos. Previamente casi todas las parejas han empleado algún método anticonceptivo de forma habitual para evitar el embarazo y han disfrutado de su sexualidad simplemente como otro modo de comunicación en la pareja.


Miriam de la Puente y Diana Cuenca.
Servicio de Obstetricia y Ginecología. Hospital Clínico San Carlos (Madrid)

  Fertilidad: quedarse embarazada
     

El estrés dificulta la fecundación

 
Pero es en el momento de buscar el embarazo, cuando las relaciones sexuales pueden verse modificadas en muchas parejas, lo que puede derivar en un error de concepto. Este periodo debe ser considerado como un momento más del que se debe disfrutar y no ha cambiar nuestra visión al respecto. Si no conseguimos un embarazo rápidamente, corremos el peligro de provocar un estrés inadecuado en la pareja que puede hacer cambiar hábitos, relaciones personales y desencadenar un efecto negativo en nuestra relación.
 
Otra duda muy frecuente en las parejas que comienzan a  buscar embarazo es conocer el tiempo adecuado de espera para lograr la fecundación, cuándo se considera excesivo y cuándo se debe pedir un estudio médico. Vivimos en una sociedad en la que deseamos cosas de manera inmediata y preocupa que haya que esperar. En el caso del embarazo, muchas mujeres se plantean que en un corto plazo de tiempo, aproximadamente tres meses, conseguirán una gestación, pero muchas veces esto no sucede así.
 
 
 
 

Cuál es el plazo normal para lograr un embarazo

 
Para conocer lo que es normal y lo que se sale de la normalidad -y por lo tanto hay que comenzar un estudio- hay que conocer los datos objetivos. De media, el 84 por ciento de las parejas que mantienen relaciones sexuales habituales sin protección -es decir, sin método anticonceptivo- van a conseguir embarazo en un año. Este porcentaje aumenta al 95 por ciento de las parejas cuando buscan gestación manteniendo relaciones sexuales habituales sin protección durante dos años. En términos generales estas son las cifras para toda la población.

Hace unos años se consideraba que toda pareja que no consiguiera gestación en los dos primeros años de relaciones sexuales debía comenzar un estudio de esterilidad o subfertilidad. Actualmente el criterio temporal que se emplea es mucho menor, ya que tan sólo se debe esperar un año para considerar que puede existir un problema para conseguir una gestación.
 
 

 

 

Qué es la esterilidad y la subfertilidad en una pareja

 
Debemos conocer la diferencia de los conceptos de esterilidad y subfertilidad en una pareja que busca un embarazo. Aunque parecen idénticos, se diferencian claramente. Con los estándares actuales podríamos decir que:
 
-   Se define como esterilidad la incapacidad para conseguir embarazo espontáneo tras un año de relaciones sexuales sin métodos anticonceptivos.
   
-   La subfertilidad es la incapacidad de conseguir una gestación espontánea en un periodo de tiempo mayor a la media de la población general.
   
 
Por este motivo, muchas parejas que comienzan un estudio de esterilidad tras un año de búsqueda de embarazo no se tratarán de parejas estériles sino subfértiles, a las que no les hemos dado el suficiente tiempo como para conseguir una gestación de forma espontánea.
Calculadora ovulación

Consulta la calculadora de la ovulación para conocer tus días fértiles


Si tienes curiosidad por saber cuándo será la fecha de tu próxima ovulación, utiliza esta calculadora de ovulación...