Lactancia: Aprovecha al máximo los tres primeros meses

La frecuencia y el tiempo de las tomas cambia con el desarrollo del bebé


En el primer trimestre de lactancia las madres pasan su primera prueba de fuego: el bebé aprende a engancharse al pecho, a extraer la leche, tragarla y digerirla. La madre sufre las primeras molestias en los senos. Y también le asaltan muchas dudas. Pues bien, estos tres primeros meses son cruciales para el éxito de amamantamiento, según el estudio dirigido por la doctora Jacqueline Kent de la Universidad Western Australia.

Cuando la lactancia se instaura va evolucionando en frecuencia y tiempo de cada toma, algo que también puede desconcertar a muchas madres. Pero suele ser un proceso normal.
Lactancia: Aprovecha al máximo los tres primeros meses

La lactancia cambia con el desarrollo del bebé


Los resultados de esta investigación son muy interesantes y ayudan a las mujeres en este momento crucial de sus vidas:

  • Diferentes patrones de lactancia


    Existen diferentes patrones de lactancia materna, ya que ésta cambia a medida que evoluciona el bebé. Que la lactancia varíe no significa que no esté funcionando o que no seamos capaces a alimentar al niño.
  • Más tomas y menos tiempo no es igual a menos leche


    Es normal que el pequeño cambie el número de tomas y eso no significa necesariamente que se esté produciendo menos leche materna, como creen muchas mujeres, según la citada investigación. "Mi hijo se queda con hambre, no hace más que pedir pecho". Ésta es una de las principales razones que esgrimen muchas mamás para abandonar la lactancia materna.
    • En los tres primeros meses del bebé, las tomas van disminuyendo: desde las 7,8 en las cuatro primeras semanas a las 6,6 en la semana 13 de vida y esta circunstancia se considera normal.
    • También el bebé lacta de una manera diferente a media que se desarrolla, menos tiempo por toma. Si la duración media de la toma ronda los 36 minutos en las primeras cuatro semanas de lactancia, en el tercer mes se instala en los 29 minutos, disminuyendo un 20%. Pero eso tampoco significa que se quede o hambre o extraiga menos leche materna.
    • La cantidad de leche ingerida, según el estudio, va en aumento: a medida que el bebé crece, las tomas se espacian y se detecta un aumento de la leche ingerida. En el primer mes de vida la cantidad oscila entre los 106 y 162 ml, en el tercero, el rango aumenta de los 126 ml hasta los 216 ml.
La lactancia cambia con el desarrollo del bebé

En España, la lactancia materna en recién nacidos se sitúa en un 76 por ciento, más de 10 puntos por debajo de las media de los principales países desarrollados europeos. Son datos de un informe de la ONG Save the Children.

Después de los tres primeros meses de vida, este porcentaje baja a un 44 por ciento, especialmente por la reincorporación de las madres al trabajo. No hay que olvidar que a lactancia materna exclusiva en los seis primeros meses de vida está recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS).
Carmen Arnanz