Fase de dilatación en el parto

 
tratamientos postparto
 
 
¿Cómo sabes si estás dilatando?
 
Consejos y ejercicios para dillatar mejor
 
 

 

Cómo es el entrenamiento respiratorio durante el embarazo

Consejos para practicar respiraciones de cara al parto



El objetivo del entrenamiento respiratorio es aprender y practicar los distintos tipos de respiraciones para adaptarlos a los cambios del embarazo y el parto. Así, se asocia el movimiento de salida del aire (espiración) con la relajación.


Lola Noceco, matrona
Cómo es el entrenamiento respiratorio durante el embarazo

La respiración al ser una función semivoluntaria, podemos modificar el número de respiraciones por minuto, así como la duración de la inspiración y la espiración. Para conseguir una buena oxigenación y a la vez disminuir la tensión muscular, alargaremos la espiración, fomentando así la sensación de calma-serenidad.
 

Tipos de respiración para preparar el parto


Respiración abdominal o de bajo vientre de espiración prolongada

ABDOMINAL
  1. Espiración activa y prolongada por la boca, contrayendo el bajo vientre.
  2. Inspiración pasiva elevando el abdomen.
  3. Hacemos una pausa para favorecer el intercambio de gases y la relajación.
  4. Espiración activa y prolongada.
Se debe prolongar la espiración el máximo tiempo posible a lo largo de la contracción; Lo ideal es que la espiración una duración del doble o triple que la inspiración. Ejemplo: inspiro en dos tiempos, espiro en cuatro tiempos.

Podemos practicar sentadas en una silla o tumbadas con la espalda apoyada en una cuña y piernas flexionadas, colocando una mano en el tórax y otra en el abdomen. Si tienes dificultad en identificar esta respiración, puedes realizar un bostezo ya que, al hacerlo, realizamos respiraciones abdominales.

Respiración torácica de espiración prolongada

TORÁCICA
  1. Espiración activa y prolongada bajando el pecho, cerrando las costillas.
  2. Inspiración pasiva hinchando el pecho, abriendo las costillas.
  3. Hacemos una pausa para favorecer el intercambio de gases y la relajación.
  4. Espiración activa y prolongada.
Prolongar la espiración el máximo tiempo posible a lo largo de la contracción.

Respiración completa

COMPLETA
  1. Espiración activa vaciando el pecho y después la barriga.
  2. Inspiración elevando el abdomen y sin soltar el aire: seguimos inspirando elevando el tórax.
Con esta respiración aprendemos a utilizar la capacidad máxima de los pulmones, aportando gran oxigenación. Además activa la circulación y tonifica el corazón.

Consejos para practicar respiraciones de cara al parto


  • Si quieres beneficiarte de este recurso en el embarazo y cara al parto, practica con regularidad.
  • Si realizas algún entrenamiento corporal que te ayude a tomar conciencia de tu cuerpo y de la respiración, será útil para afrontar el parto con tranquilidad y autoconfianza.
  • Puedes practicar con tu pareja o la persona que te acompañará el día del parto; así podrá servirte de guía.
  • En el parto, solo utiliza los ejercicios respiratorios si te lo pide el cuerpo; entre tanto respira libremente sin reparar en ello. Si ves la necesidad, las respiraciones lentas aportan más oxigeno, son más relajantes.