Miedo al parto: ¿podré aguantar el dolor?

Consejos para controlar las molestias durante el periodo expulsivo

     
  Es habitual que las embarazadas, y también por otros motivos sus parejas, manifiesten de alguna forma miedo al parto.

Este sentimiento puede deberse al hecho de tener que afrontar una situación nueva en un entorno también desconocido; al recuerdo de experiencias desagradables contadas por otras mujeres sobre sus propios partos; al haber tenido partos previos complicados o difíciles; a la consideración que se tiene del parto en nuestro entorno como un proceso doloroso; a los posibles problemas que puedan presentarse en la madre o el bebé y a otras consideraciones que hacen que ese miedo tenga unas motivaciones muy complejas.
  Miedo al parto
Laura Pérez, matrona
     
 
 
 

¿Cómo enfrentar el miedo al dolor en el parto?

 
Lo principal es que te sientas confiada en tus capacidades. Lo más habitual es que todo transcurra con normalidad. Piensa que en la propia naturaleza de la mujer está su "preparación" más importante para el parto. Es muy interesante que durante el embarazo puedas aproximarte lo más posible al proceso a través de la información que puedan darte tus profesionales de referencia, lecturas, conocer las prácticas habituales y recursos disponibles del centro donde va a tener lugar el parto, herramientas que puedan ayudarte, reflexiones personales…
 
Es decir, tratar de conocer todos aquellos aspectos que te causen inquietud -así como los recursos para poder afrontarlo- para tratar de minimizar su impacto. Puede ser útil plasmar tus expectativas en un plan de parto. En ese día es importante mantener un papel activo y centrarte en vivir esa experiencia con una actitud positiva. Es muy interesante que impliques a tu persona de apoyo en todo momento y que te sientas confiada en pedir todo lo que necesites a tu matrona. Aunque es normal, y casi inevitable, que puedas sentir cierta inquietud y miedo ante el parto, los niveles importantes de estos sentimientos pueden dificultar el proceso.
 
 
 

Cómo manejar el dolor durante el parto

 
Una de las preocupaciones que más frecuentemente presenta cualquier mujer en torno al parto es la relativa a poder controlar el dolor.
 
 
     
     
  Pero, ¿siempre duele el parto?  
     
  La presencia de dolor durante el parto es muy variable y tanto sus características e intensidad son individuales y subjetivas. Por tanto, puede presentarse desde una ligera molestia hasta dolores importantes, pasando por diferentes grados más o menos tolerables; incluso algunas mujeres, las menos, afirman haber tenido experiencias placenteras.

La realidad es que la mayoría de las gestantes experimentan algún tipo de dolor durante el parto.