Anestesia epidural
 
 
 Anestesia epidural
 
  ⇒  Ventajas
  ⇒  Desventajas
  ⇒  Contraindicaciones
  ⇒  Epidural ambulante
 

Postparto: resuelve tus dudas sobre los cuidados tras dar a luz

Preguntas más frecuentes después del parto

 
¿Qué es el puerperio? Después del embarazo: preguntas
Mi bebé ya ha nacido, ¿cuándo paso a planta?
¿Cómo se controla el sangrado en el postparto?
¿Cómo tengo que cuidar el periné?
¿Para qué sirve el masaje de periné postparto?
¿Cuándo puedo volver a tener relaciones sexuales después del parto?
¿Cuándo puedo empezar a tomar anticonceptivos?
¿Cuándo me puedo bañar tras dar a luz?
¿Cuándo realizar la visita postparto a la matrona?
¿Son útiles los grupos postparto?
¿Cuál es el horario de visitas de familiares?
¿Cuándo puedo volver a comer jamón?
 
   
 
 
¿Qué es el puerperio?
 
El puerperio es lo mismo que el posparto, es decir, el tiempo en que tarda el cuerpo de la mujer en recuperar el estado previo al embarazo. Se considera que este periodo dura 6 semanas, o 40 días y por ello también se denomina cuarentena. Se divide en:
 
•    Puerperio inmediato: las primeras 24 horas posparto, aunque como las dos primeras se suelen pasar en el área de paritorios, también pueden considerarse estas últimas como puerperio inmediato.
   
•    Puerperio hospitalario: desde el segundo hasta el séptimo día, aunque también suele considerarse el tiempo que permaneces ingresada el hospital.
   
•    Puerperio tardío: hasta completar los 40 días de posparto.
 
   
   
Mi bebé ya ha nacido, ¿cuándo paso a planta?
 
Las dos primeras horas posparto requieren una vigilancia y cuidado especial por parte de la matrona. Lo más habitual es permanecer en la misma sala donde estuviste dilatando dentro del área de paritorios, aunque la zona de estancia varía según la infraestructura y los recursos del hospital.
 
Durante este tiempo es importante controlar:
   
•   A la madre
   
  Constantes vitales como tensión arterial, pulso, temperatura.
  Grado de involución uterina: el útero se contrae para sangrar menos y empezar a reducir su tamaño.
  Sangrado vaginal o loquios.
  Estado del periné.
  Control de la analgesia epidural, si se ha utilizado.
  Primera micción (orina).
   
•   Al bebé recién nacido
   
  Adaptación a la vida extrauterina: respiración, frecuencia cardiaca, color y tono muscular...
  Si el niño hace primera micción y/o deposición.
  Comprobar que el bebé mantenga la temperatura corporal.
 
Si deseas lactancia materna, en estas dos primeras horas tras el parto tu matrona te ayudará a iniciarla. Durante este tiempo, todavía no se puede comer ni beber. A las dos horas, si todo está bien, se suelen retirar los sueros y el catéter epidural, y se realiza el traslado a la planta de maternidad.
 
Una vez en planta se prueba tolerancia a líquidos y, si sienta bien, se puede beber y comer una dieta normal. A las dos horas de estar en la habitación puedes levantarte de la cama: la primera vez, despacio y siempre acompañada, pues es frecuente marearse. Se debe ir a baño e intentar realizar micción espontánea. Es importante vaciar frecuentemente la vejiga para sangrar menos.
 
Después del embarazo: índice de preguntas⇒⇒
 
 
Cómo se controla el sangrado en el postparto
 
La placenta al desprenderse deja una herida dentro del útero, que produce el sangrado vaginal, o loquios, en el postparto. Es como una regla larga que puede durar de 2 a 4 semanas que debe ir a menos progresivamente. Para que el sangrado sea menor, el útero se contrae. Estas contracciones se llaman entuertos, y puede molestar como una regla. Si se requiere, se pueden tomar analgésicos y/o antiinflamatorios.
 
Es importante controlar el sangrado, más exhaustivamente en las dos primeras horas tras el parto, para evitar que se produzca una hemorragia vaginal importante. Para valorar el sangrado, se realizan masajes circulares en el abdomen, que ayuda a contraer el útero, y una compresión sobre el mismo, para valorar el sangrado. Es una maniobra que puede ser molesta, pero es importante comprobar que no queden coágulos dentro del útero, para que pueda contraerse de forma eficaz y el sangrado sea menor. Como el útero apoya sobre la vejiga, es clave vaciarla frecuentemente para sangrar menos.
 
La lactancia materna es una medida eficaz para disminuir el sangrado posparto y evitar las hemorragias, pues el bebé, al succionar, estimula la liberación de oxitocina, que actúa contrayendo el útero, lo que disminuirá el sangrado y a largo plazo disminuye la anemia posparto.
 
 
 
¿Cómo tengo que cuidar el periné?
 
Tras el parto, el periné puede estar algo inflamado. Es efectivo aplicar hielo en la zona en las primeras horas postparto, lo que puede repetirse a lo largo de la estancia en el hospital e incluso en casa. La manera de aplicarlo es metido en un envase de plástico para que no pierda agua, y envuelto en un paño para que no sea directamente a la piel y evitar quemaduras. Se deja 10 minutos y se retira, para evitar efecto rebote al retirarlo por excesivo tiempo de aplicación.
 
Es importante mantener la zona limpia y seca, especialmente si tienes puntos en el periné, bien por un desgarro o una episiotomía. Se recomienda lavar la zona con agua y jabón, aclarar bien y secar a toques (para no tirar de los nudos), en la ducha diaria y tras hacer deposición. Es importante utilizar compresas tocológicas (las maternales, hechas del algodón) específicas para el postparto, porque al no llevar plástico transpiran mejor. Hay que cambiarlas muy frecuentemente.
 
 
¿Para qué sirve el masaje de periné postparto?
 
Tras el parto, los músculos del periné deben recuperarse con ejercicios de suelo pélvico (Kegel), que les otorgará fuerza y capacidad de sostener las vísceras que mantiene el suelo pélvico (vejiga, útero y recto), y que favorecerán el placer en las relaciones sexuales.
 
Si se ha requerido sutura en el periné ( episiotomía ), el masaje es un complemento a lo anterior; es efectivo para recuperar la flexibilidad de la cicatriz y perder el miedo al dolor que pueda surgir al reiniciar la actividad sexual. Puede empezar a realizarse una vez que se hayan caído los puntos. La técnica es parecida a la realizada durante el embarazo: con aceite específico para el periné se hidrata la zona externa e interna y se realiza un suave masaje, calentando la zona con el movimiento de los dedos, y aplicando una presión creciente en intensidad durante el masaje y a lo largo de los días. No debe ser doloroso. Si lo fuera, consulta con tu matrona.
 
 
¿Cuándo puedo volver a tener relaciones sexuales después del parto?
 
Depende de cada mujer, del tipo de parto que haya tenido, del deseo sexual...
Se recomienda esperar para tener relaciones sexuales con penetración hasta que los loquios hayan finalizado, y si se ha suturado el periné, hasta que los puntos se hayan caído y la herida cicatrizado. Una vez cumplido esto, se pueden reiniciar cuando la mujer lo desee.
 
El estado hormonal del posparto puede producir sequedad vaginal, por ello se recomienda utilizar lubricantes en las primeras relaciones sexuales. Es importante saber que aunque no haya menstruación, sí puede haber ovulación, y por tanto, riesgo de quedar embarazada de nuevo.
 
Después del embarazo: índice de preguntas⇒⇒
 
 
¿Cuándo puedo empezar a tomar anticonceptivos?
 
Al reiniciar la actividad sexual es fundamental utilizar anticonceptivos desde la primera relación para evitar embarazos no deseados. Los anticonceptivos más recomendados en el puerperio son el preservativo y la píldora. El preservativo puede utilizarse desde la primera relación sexual.
 
La píldora puede tomarse a partir de las seis semanas postparto, una vez que el estado general y circulatorio se ha recuperado. Es importante acudir a la matrona para que tome la tensión arterial y valore la necesidad de pedir una analítica previa al inicio de anticonceptivos y determine posibles factores de riesgo o la necesidad de derivar a un ginecólogo.

Las mujeres que den lactancia materna deben pueden usar la minipíldora, una píldora que no lleva estrógenos y no interfiere con la lactancia. Si se da lactancia artificial, puede tomarse la píldora combinada (normal). Siempre debe solicitarse en la farmacia con receta médica.

Para valorar un anticonceptivo más a largo plazo, como el DIU, los implantes hormonales, la ligadura de trompas o la vasectomía, consulta con la matrona, que te orientará y te derivará al ginecólogo.
 
 
 
 
¿Cuándo me puedo bañar tras dar a luz?
 
La primera ducha tras el parto puede ser a las pocas horas: una vez que se haya pasado el efecto de la analgesia epidural, si la has utilizado, que te hayas levantado de la cama sin marearte y tras haber hecho micción espontánea. Se recomienda mantener la ducha diaria en el posparto para asegurar una correcta higiene.

Sin embargo, para bañarse en playas y piscinas hay que esperar hasta que haya finalizado el puerperio, y si tras las seis semanas postparto se sigue manchando, hasta que se deje de sangrar.
 
 
¿Cuándo realizar la visita postparto a la matrona?
 
Se recomienda realizar la primera visita a la matrona a los diez días de posparto. En esta visita, la especialista valora el grado contracción (involución) uterina, el periné, el estado de los puntos (si los hubiere). Te ayuda a realizar correctamente los ejercicios de Kegel y el masaje de periné. Se valora también el estado del pecho y la lactancia materna, y si se opta por la lactancia artificial, las recomendaciones para ello. Puedes preguntarle por cuidados del recién nacido, alimentación, cólicos del lactante o cuestiones de crianza. Se resuelven asimismo dudas sobre sexualidad y anticonceptivos, y en general acerca de cualquier inquietud en este periodo.
 
La siguiente visita se realiza al finalizar el puerperio, donde se vuelven a valorar los puntos anteriores y si todo está correcto, se da el alta del proceso.
 
Después del embarazo: índice de preguntas⇒⇒
 
 
¿Son útiles los grupos postparto?
 
Es una buena idea acudir a los grupos posparto, así como a la educación maternal en el embarazo. Suelen ser grupos creados por la matrona que te ha realizado el seguimiento de embarazo, y al que acuden mujeres que también han sido madres recientemente.

Cada día se trata un tema, como lactancia materna, suelo pélvico, anticoncepción, recuperación física posparto, cuidados estéticos, crianza, cuidados de recién nacido… y se dan respuesta a las preguntas que han surgido durante la semana.

Lo mejor de estos grupos es que son las propias mujeres las que se dan respuesta entre sí, de acuerdo a su propia experiencia, pero con el apoyo de una matrona experta en estos temas para aclarar dudas que las mujeres no puedan resolver. Es por tanto un espacio de apoyo en el que compartir dudas, experiencias, problemas y alegrías de la maternidad.
 
 
 
¿Cuál es el horario de visitas de los familiares?
 
Depende de cada hospital. Por ello, es interesante saberlo previamente para informar a familiares y amigos, y así poderte organizar mejor. Durante el parto y las dos primeras horas posparto puedes tener un único acompañante contigo. Las visitas podrán verte ya en la planta.

Pero no sólo hay que pensar en el horario de visitas, sino en las visitas que te apetece tener tras dar a luz. Piensa que el parto puede producirse de noche y no haber dormido, o estar cansada tras este esfuerzo físico y cambio psicológico. Es importante descansar en las primeras horas, poder dormir para recuperarte mejor, establecer el vínculo con tu bebé y no olvidar, si la tienes, a tu pareja. Si vas a dar lactancia materna, esta es la prioridad. Se recomienda ofrecer el pecho a demanda y descansar cuando el bebé duerme. En este momento es importante el apoyo de tu pareja y/o familiar cercano para ayudarte a gestionar las visitas.
 
 
¿Cuándo puedo volver a comer jamón?
 
Si en la primera analítica del embarazo el resultado para la toxoplasmosis fue negativo, es decir, que no has pasado nunca esa enfermedad, probablemente te recomendaron no tomar embutidos no cocinados, entre ellos el jamón. El motivo es que el toxoplasma suele estar presente en los suelos, y por ello las verduras pueden contaminarse, y los animales comer alimentos contaminados y transmitirlo. Este parásito puede transmitirse al feto a través de la placenta.
 
Las recomendaciones para evitarlo son:
 
•    No comer carne cruda y cocinar muy bien la carne. Tomar embutidos cocidos (jamos york, pavo cocido) o bien cocinados (en las lentejas y otros guisos).
•    Evitar los sólo curados.
•    Lavar muy bien frutas y verduras que se tomen crudas (ensaladas, gazpacho…)
•    Tras manipular tierra (jardinería, jugar con niños en el parque…) lavarse muy bien las manos.
•    Los gatos que tengan acceso al exterior pueden estar contaminados y transmitir la enfermedad por las heces. Hay que evitar cambiar el arenero, o utilizar guantes para limpiarlo, y lavarse las manos posteriormente.
   
Finalizado el embarazo, no es necesario continuar con estas recomendaciones, pues el toxoplasma no pasa al bebé por contacto ni por la leche materna.
 
Después del embarazo: índice de preguntas⇒⇒
 
Lucía Moya. Matrona