SOP y Resistencia a la insulina: grasas

Actúa sobre el metabolismo celular
 
La insulina activa e inhibe un conjunto de enzimas que participan en el metabolismo de los hidratos de carbono, de grasas y de proteínas.
   
  1.  Efecto de la insulina sobre el metabolismo de los hidratos de carbono
 
2.  Efecto de la insulina sobre el metabolismo de las grasas
 
3.  Efecto de la insulina sobre el metabolismo de las proteínas
   

 

Efecto de la insulina sobre el metabolismo de las grasas

 
Aunque no de manera tan evidente como los efectos agudos sobre el metabolismo de los hidratos de carbono, la insulina también afecta el metabolismo de las grasas en formas que a largo plazo tienen total relevancia.
 
En situaciones de exceso de insulina ocurre el almacenamiento de grasas y en carencia de insulina se da un aumento de la descomposición de las grasas y su consumo como fuentes de energía.
 
 •  ¿Cómo actúa el exceso de insulina en el tejido adiposo?
  Promueve el transporte de la glucosa hacia el interior de la célula adiposa. Disminuye el consumo de grasas (funciona como "ahorradora de grasa")
  Promueve la síntesis de ácidos grasos:
     -  Casi toda la síntesis tiene lugar en las células hepáticas y luego los ácidos grasos se transportan al tejido adiposo.
     -  Una minina parte de la síntesis de ácidos grasos se realiza en las propias células adiposas.
  Impide la liberación de ácidos grasos hacia la sangre:
    Inhibe una enzima que transforma los triglicéridos ya existentes en el tejido adiposo en ácidos grasos.
       
•  ¿Cómo se almacena grasa en el tejido adiposo?
  La manera de almacenar grasa en los adipocitos es en forma de triglicéridos.
   
  De manera exactamente igual a como ocurre en las células musculares, la insulina acciona el transporte de la glucosa a través de la membrana hacia el interior de los adipocitos. Una parte de esta glucosa es utilizada para formar ácidos grasos pero lo más importante, también sirve para formar grandes cantidades de glicerol. Este glicerol se combina con ácidos grasos (provenientes del hígado o formados en el tejido adiposo) y forma los triglicéridos.
   
•  ¿Qué pasa en ausencia de insulina?
  Todos los aspectos de la descomposición de grasas y su consumo como energéticos se incrementan mucho en ausencia de insulina. Esto ocurre aun en condiciones normales entre comidas, cuando la secreción de insulina es mínima, pero alcanza su máxima expresión en la diabetes, enfermedad en la que la secreción de insulina está casi suprimida.
   
  Básicamente, en ausencia de insulina, todos los efectos mencionados anteriormente para almacenar grasas se invierten. 
   
  Los triglicéridos almacenados son hidrolizados liberando grandes cantidades de glicerol y ácidos grasos hacia la sangre. Estos ácidos grasos son utilizados por todos los tejidos, excepto el cerebro, como fuente de energía.

El exceso de los ácidos grasos en sangre es utilizado para la síntesis de colesterol y fosfolípidos (principales productos del metabolismo de los lípidos). La elevada concentración de lípidos, en especial de colesterol, conduce a una aterosclerosis en personas con diabetes grave.

La carencia de insulina también causa acidosis (producción excesiva de ácido acetoacético a partir de ácidos grasos en el hígado).