Alergia a alimentos durante el embarazo

Cómo prevenir las reacciones alérgicas al bebé

Los alimentos son una causa creciente de alergia, sobre todo en la infancia. La alergia alimentaria se manifiesta en más del 70% de los casos con urticaria y angioedema. También se pueden presentar síntomas digestivos (náuseas, vómitos, diarrea, dolor abdominal), respiratorios, urticaria de contacto,  dermatitis atópica agravada por alimentos y cuadros graves, incluso mortales (anafilaxia).

En personas alérgicas a pólenes puede aparecer picor en la cavidad bucal en relación con el consumo de algunos alimentos vegetales como las frutas. Este cuadro se denomina "síndrome de alergia oral" y en general no se asocia a otros síntomas.

Los alimentos responsables de la alergia alimentaria dependen de las costumbres dietéticas de cada país o incluso de cada región. Cualquier alimento puede causar una reacción alérgica, pero sólo unos cuantos alimentos son los principales culpables. En los niños, los alimentos que causan alergia más frecuentemente son el huevo, la leche y el pescado. En los niños mayores y en los adultos, las alergias más comunes son producidas por frutas, frutos secos y mariscos.

alergia alimentos

Los aditivos de los alimentos, como colorantes, espesantes y preservativos, excepcionalmente causan una reacción alérgica. El tratamiento de la alergia alimentaria es la eliminación del alimento responsable de la dieta. Algunos alimentos son difíciles de evitar porque pueden estar presentes en múltiples preparaciones culinarias, muchas veces de forma más o menos oculta. Los pacientes alérgicos a alimentos deben prestar especial atención a los ingredientes de los productos que vayan a consumir y ante la duda deberán abstenerse de ingerir alimentos cuya composición exacta desconozcan.

Durante la gestación no se producen cambios en la alergia a alimentos, pero se deben extremar las precauciones para evitar ingerir los alimentos prohibidos ya que una reacción alérgica grave podría poner en peligro el embarazo.

Prevención de enfermedades alérgicas del bebé


Paso de alérgenos a través de placenta y leche materna

El primer contacto del bebé con los alérgenos ocurre en etapas muy tempranas de la vida del niño. Se han encontrado alérgenos alimentarios y también aeroalérgenos en el líquido amniótico y en la leche materna. El intestino del feto y del recién nacido es inmaduro facilitando que estos alérgenos una vez  ingeridos atraviesen intactos la pared intestinal.

alergia leche materna

Consumo de alérgenos por parte de la madre

La restricción de ciertos alimentos en la dieta de la madre durante la gestación y la lactancia evitaría la presencia de estos alérgenos en el líquido amniótico y en la leche. Se ha postulado que estas dietas restrictivas podrían proteger al bebé de desarrollar alergias alimentarias.

Hay diferentes trabajos que estudian esta posibilidad pero los resultados son contradictorios. Hoy por hoy se considera que no hay suficientes datos a favor de estas dietas restrictivas, que por otro lado podrían ser inadecuadas desde un punto de vista nutritivo. Por lo tanto la recomendación actual es que la madre realice una dieta libre, sin restricciones tanto durante la gestación como durante la lactancia.       

Papel de la lactancia materna en la prevención de las alergias del bebé: ventajas frente a la alimentación con biberón

La lactancia materna es el alimento ideal para todos los recién nacidos por su valor nutritivo, porque protege contra el desarrollo de infecciones y porque favorece  los vínculos afectivos entre la madre y el niño.

El efecto específico de la lactancia materna sobre las enfermedades alérgicas no está bien definido, pero parece que la lactancia materna exclusiva durante al menos entre 4 y 6 meses es útil para prevenir la aparición de enfermedades alérgicas en los primeros años de vida.