Masaje perineal

En el embarazo y en el parto, el suelo pélvico de la mujer embarazada sufre mucho y su deterioro puede llevar a que tras el nacimiento del bebé padezca incontinencia urinaria. Por suerte, es fácil de prevenir con el masaje perineal.  Además, al fortalecer el periné puede evitar que en el parto tengan que practicar la molesta episiotomía.