Desarrollo del feto semana 24

El bebé puede oír a partir de ahora

En la semana 24 de embarazo, los huesos del oído interno se están endureciendo, la cóclea y las terminaciones sensoriales han alcanzado su completo desarrollo. Esto que quiere decir que el oído del feto se encuentra preparado para oír. La cóclea es la parte del oído que se encarga de decodificar los sonidos y trasmitirlos al cerebro por el nervio auditivo, y dentro de ella se encuentra el órgano de Corti, que produce un componente químico que permite trasformar los movimientos en impulsos eléctricos.

Test de O'Sullivan: descartar la diabetes gestacional

 
Desarrollo fetal semana 24
Es muy probable que en la semana 24 de embarazo, o en las siguientes, te hagan unos análisis de sangre y que te practiquen una prueba llamada test de O'Sullivan para comprobar tus niveles de glucosa en sangre y descartar o no que padeces diabetes gestacional. Se trata de una patología bastante frecuente en el embarazo que puede hacer que tu bebé nazca más grande de lo normal (lo que siempre dificulta el parto) y que pueda padecer hipoglucemias al nacer.

Aparece ahora porque la placenta produce una serie de hormonas que tienen la única función de aportar al bebé todas aquellas necesidades que requiere para crecer, con prioridad absoluta sobre el organismo materno. Una de esas necesidades aumentadas en la madre es la insulina.

¿Cómo se hace el test de O'Sullivan?


Si aumentan los requerimientos de insulina de la madre en un cien por ciento y el páncreas materno solo produce un 50 por ciento, se pone de manifiesto la diabetes gestacional, es decir glucemias elevadas en la madre que antes no tenía. Por eso, coincidiendo con los análisis del segundo trimestre, te harán esta prueba: tomarán una muestra de sangre y a continuación, te darán a beber un líquido muy dulce que contiene 50 gramos de glucosa; y una hora después, te volverán a realizar una extracción sanguínea para medir la glucosa en sangre. Se considera positivo el test cuando se encuentra en valores mayores o iguales a 140 mg/dl. ".

La curva larga o test de sobrecarga de glucosa


Si la prueba resulta positiva, deberás acudir otro día para hacerte otra, llamada test de sobrecarga de glucosa (o curva larga). En esta ocasión, le darán a beber un líquido con 100 gramos de glucosa y se estudia cómo lo ha asimilado su organismo, con extracciones de sangre a los 60, 120 y 180 minutos. Esta prueba puede resultar bastante pesada porque durante ese tiempo deberás permanecer en el centro donde te va a realizar el análisis, sin caminar, ni comer.

Si los niveles de azúcar superan los niveles normales en cada tramo horario, entonces se diagnostica diabetes gestacional. A la futura madre se le da una serie de recomendaciones dietéticas para tratar de evitar los picos de glucemia, es decir, subidas y bajadas bruscas de glucosa en la sangre. Solo si éstas no funcionan se prescribe insulina inyectada.

Qué siente la madre en la 24 semana de gestación

Las famosas contracciones no solo aparecen en el parto, sino que el útero practica a lo largo de todo el embarazo con las llamadas contracciones de Braxton-Hicks. Son pequeñas contracciones del útero de baja intensidad que se suelen sentir ahora, o antes si la mujer tiene más hijos. No son dolorosas, aunque algunas mujeres pueden notar molestias, y lo que la mujer percibe es un endurecimiento del útero, que suele durar unos 30 segundos, y desaparecen cuando cambia de postura.

Un consejo para alimentarte mejor

 
El calcio es el principal componente de los tejidos óseos y dentales, además de ser un elemento activador de múltiples operaciones bioquímicas que permiten el buen funcionamiento del sistema nervioso, la coagulación de la sangre, la contracción muscular y los movimientos del corazón.

Durante el embarazo, las necesidades de calcio se ven incrementadas porque el esqueleto del feto ha de mineralizarse, aunque la naturaleza ayuda: a lo largo de la gestación y de la lactancia el organismo de la mujer es mucho más eficiente a la hora de aprovechar el calcio y lo metaboliza mejor.
 
¿Cuándo tomar suplementos?
Si hay riesgo de carencia de calcio por ingestas de menos de 600 miligramos diarios, que se consigue con dos vasos de leche o dos yogures, el médico suele recomendar un suplemento a partir del segundo trimestre, y su tratamiento durará en función de su aporte alimentario.
Desarrollo del feto semana 24: alimentación

Un truco para sentirte mejor

  • Si tienes molestias en la espalda, cuando tengas que recoger algo del suelo no dobles la espalda: dobla las rodillas y agáchate. Así no sobrecargas ni los abdominales ni la espalda.
  • Muy importante: para bajarte de la cama, ponte primer de lado, baja las piernas y utiliza la fuerza de los brazos para incorporarte.
Ángela del Tío