Diabetes Gestacional

Factores de riesgo, diagnóstico y complicaciones

La diabetes gestacional es una complicación frecuente del embarazo producida por el aumento de sustancias como el cortisol, la prolactina y el lactógeno placentario que neutralizan la insulina del cuerpo de la embarazada, haciendo así que aumenten los niveles de glucosa y convirtiéndolas en diabéticas durante la gestación.

Factores de riesgo de tener diabetes gestacional


  • Tener 35 o más años.
  • Ser obesa antes del embarazo, es decir, tener un índice de masa corporal (Kg/m2) mayor o igual a 30.
  • Haber tenido diabetes gestacional en embarazos previos.
  • Gestaciones múltiples: gemelos y trillizos.
  • Haber tenido un hijo previo con macrosomía (>percentil 90 de peso)
  • Historia de familiares de primer grado con diabetes mellitus.

Diagnóstico de diabetes gestacional


Se realiza el Test de O´Sullivan  durante el primer trimestre a todas las gestantes con alguno de los factores de riesgo mencionados. Si no existen factores de riesgo, se realiza este test entre las semanas 24-28 de gestación.

El Test de O´Sullivan consiste en la determinación sanguínea de los niveles de glucosa basal en ayunas y después de un hora tras la ingestión de un jarabe azucarado con 50 gramos de glucosa. Si los niveles de glucosa al cabo de una hora tras beber el jarabe azucarado son mayores de 140 mg/dl, el test se considera positivo y hay que realizar la llamada "Curva larga" o  sobrecarga  de glucosa de 100 gramos.

En la curva larga, se ingiere un jarabe más concentrado con 100 gramos de glucosa y se hacen determinaciones de los niveles de glucosa en sangre a la hora, a las 2 horas y a las 3 horas. Durante este periodo de tiempo la gestante no puede comer ni beber ni estar deambulando. Los niveles a la hora tienen que ser menores de 190 mg/dl, a las 2 horas menores de 165 mg/dl y a las 3 horas menores de 145 mg/dl.

Si hay dos valores de las tres determinaciones superiores a esos límites, se diagnostica a la paciente de "diabética gestacional".

Si durante el tercer trimestre se diagnostica por ecografía un feto muy grande (>percentil 90) o con mucho líquido amniótico (llamado hidramnios) también se debe realizar la sobrecarga oral de glucosa de 100 gramos aunque el Test de O´Sullivan hubiese dado bien en el segundo trimestre.

Complicaciones maternas de la diabetes gestacional


  • Aumenta el número de cesáreas.
  • Desgarros del periné en el parto por los fetos grandes.
  • Exceso de líquido amniótico que puede provocar que se rompa la bolsa antes de tiempo.
  • Hipertensión arterial y preclampsia.
  • Parto prematuro.
  • Diabetes gestacional en gestaciones posteriores.
  • Diabetes mellitus persistente tras el parto en un 17% de los casos.

Complicaciones del recién nacido, hijos de madres diabéticas gestacionales


  • Macrosomía (percentil>90), lo que puede originar asfixia perinatal y traumatismos en el parto como parálisis braquial o fracturas de clavícula.
  • Inmadurez del recién nacido, que se manifiesta como una mayor predisposición a la ictericia y a la enfermedad de la membrana hialina.
  • Hipoglucemia (niveles bajos de glucosa).
  • Hipocalcemia (niveles bajos de calcio).
  • Poliglobulia con aumento del hematocrito y la viscosidad sanguínea.

¿Cómo se controla la diabetes gestacional?


En la unidad de diabetes y embarazo. La gestante debe ser remitida a un hospital que disponga de esta unidad para controlar su gestación correctamente y evitar la aparición de las complicaciones maternas y fetales expuestas.

Esta unidad está formada por un obstetra, un endocrinólogo y un enfermera especializada en diabetes.

Se realiza un control metabólico y un control obstétrico de forma simultánea.

  • Control metabólico

Se administra una dieta normocalórica, se recomienda la realización de ejercicio diario y se enseña a controlar las glucemia antes y después de las comidas. La gestante debe apuntar en un tabla los valores de la glucosa en ayunas, una hora después de comer y dos horas después de comer. Al mismo tiempo se controlan los niveles de cuerpos cetónicos en la orina (cetonuria). Si se observa un mal control de los niveles de glucosa o que el feto está haciéndose macrosómico, se administra insulina.

  • Control obstétrico

Se realizan ecografías cada cuatro semanas para descartar macrosomía fetal. Se debe finalizar la gestación en las mismas semanas que las gestantes normales, pero durante el parto debe controlarse que los niveles de glucosa no superen los 70-110 mg/dl.

  • Control postparto

Se recomiendan realizar hábitos de vida saludables con dieta y ejercicio. Está permitida la lactancia materna. A las 6 a 8 semanas tras el parto o al finalizar la lactancia materna, se realiza una sobrecarga de glucosa con 75 gramos, haciéndose un determinación a las 2 horas. Si los niveles son mayores de 140 mg/dl se considera a la mujer diabética.