Consejos de apoyo a la lactancia materna desde el hospital

Reposo, alimentación y ejercicio, básicos para dar el pecho

Posparto: Consejos de apoyo a la lactancia materna
El parto es un esfuerzo físico importante, además de un cambio psicológico de adaptación.

Las dos primeras horas tras dar a luz probablemente permanezcas en el área de paritorios, disfrutando del momento y descansando. Una vez que te trasladen a planta, podrás beber agua, comer algo, levantarte e ir al servicio.

El descanso sigue siendo importante, pues favorece la secreción de las hormonas de la lactancia.

Cómo gestionar las visitas tras el parto

Después del nacimiento de tu bebé los familiares querrán conocerlo y verte a ti, y tú también tendrás ganas de ver a tu familia. Pero depende del tipo de parto que hayas tenido (si ha sido largo, por la noche y no has podido dormir…) probablemente no te apetecerá que la familia se quede mucho tiempo. Es fundamental que comentes tus necesidades, y tu familia tiene que entender que si te apetece descansar, es lo más importante. La pareja cumple un papel importante gestionando las visitas, ofreciendo apoyo y cariño a la madre, tan importante en esta etapa del posparto.
Si cuando tengas que dar la toma estás más cómoda sin visitas en la habitación, pídeles amablemente que se vayan a tomar un café, y dedícale tiempo a la lactancia y a tu bebé.

Suplementos vitamínicos, útiles en el posparto

En el informe de alta te indicarán si tienes que tomar suplementos vitamínicos en el posparto, y debes seguir el tratamiento médico prescrito. La Asociación Española de Pediatría, entre otras, recomienda la ingesta de yodo en la lactancia (excepto en recién nacidos con hipotiroidismo congénito) para asegurar un aporte correcto de yodo al recién nacido. Se recomienda utilizar sal yodada en la cocina y un suplemento diario de 200 mcg de yodo.

Alimentación materna durante la lactancia

Se recomienda una alimentación similar a la mantenida durante el embarazo:
 
  • Dieta equilibrada, variada: fruta, verdura, pescado, legumbres, carnes…
  • Rica en fibra, para evitar el estreñimiento. Recuerda que tu suelo pélvico puede estar debilitado tras el parto, por lo que hay que evitar hacer esfuerzos de pujo y realizar ejercicios de Kegel.
  • Beber abundante agua. De hecho, puedes notar una aumento en la sed, pues gran parte del agua ingerida se utiliza en la producción de la leche materna
  • Puedes comer jamón, embutidos y carne poco hecha: una vez el bebé ha nacido, no haber pasado la toxoplasmosis ya no es un problema.
  • Evitar: alcohol, drogas y tabaco sus componentes pueden pasar a través de la leche materna hasta tu bebé.

Alimentación materna durante la lactancia

Medicamentos durante la lactancia

Medicamentos durante la lactancia

Cualquier medicamento que se tome en la lactancia debe estar prescrito por un médico, pues muchos de ellos se excretan por la leche materna. Es posible que en el hospital se administren analgésicos en el posparto. Si has tomado analgésicos en el hospital, puedes tomarlos en casa si tienes molestias en el periné o las mamas. El servicio de Pediatría del Hospital de Denia (Alicante) ha creado la web www.e-lactancia.org donde puedes consultar la compatibilidad de la lactancia con medicamentos y otros productos.
 

Ejercicio físico después del parto

Ejercicio físico después del parto

Se recomienda una hora de paseo diario para favorecer la circulación y recuperar la forma física. La exposición al sol favorece la absorción de la vitamina D y el calcio en los huesos. En el recién nacido la exposición a la luz diurna favorece la metabolización de la bilirrubina, mejorando la evolución de la ictericia fisiológica por la lactancia materna. Nos referimos al color amarillo de piel y mucosas que puede darse los primeros días de vida del recién nacido.

Lucía Moya. Matrona