Cómo preparar el parto de gemelos o trillizos

Adelanta la organización doméstica ante la posibilidad de parto prematuro

     
Parto de gemelos o trillizos   Los embarazos múltiples requieren de una preparación extra para los padres. De otra manera, hasta los progenitores más organizados podrían verse desbordados.

Con la llegada de los bebés todo se multiplica, por dos si son gemelos o mellizos, por tres si son trillizos, y así sucesivamente…

La familia debe mentalizarse e ir adelantándose a las necesidades, y más si son padres primerizos. Por ejemplo, es vital pensar en los refuerzos que necesitarán, ya sean familiares o profesionales como una niñera o una doula.
     
     
Es el momento de planificar y repartir las tareas para que los dos podáis disfrutar de vuestros hijos y también descansar todo lo que se pueda. Solo así será posible crear una rutina y zambulliros de lleno en la aventura de ser padres.
 
En teoría, tenéis nueve meses para preparar su llegada. Aunque los embarazos múltiples no suelen llegar a término, así que quizá tengáis menos tiempo. El 80 por ciento de los nacimientos en embarazos múltiples se producen entre la semana 34 y la 36 de gestación. Por eso, es aconsejable comenzar pronto con las clases de preparación al parto, ya que de no hacerlo así podrías no concluirlas.
 
Durante esos meses, como cualquier otra embarazada, te interesa leer libros específicos para el cuidado de los gemelos, mellizos o más bebés. En ellos encontrarás un sinfín de consejos con todo lo relacionado con el embarazo gemelar, tanto desde el punto de vista médico como el resto de preparativos.
 
 
     
  El tiempo de embarazo debe ser un lapso de preparación sobre lo que espera a la pareja que, básicamente se resume en una palabra: cansancio. Será inevitable, como lo es en un embarazo de un solo bebé, y se compensa con la satisfacción de ver a tus pequeños sanos y creciendo cada día.  
     
 
 
 

Más peso en el embarazo y más síntomas

 
Cuando estás embarazada de gemelos o trillizos la madre necesita ingerir más alimentos que le proporcionen mayor cantidad de nutrientes (proteínas, hierro, calcio, ácido fólico,  zinc, cobre…) y calorías para que los fetos se desarrollen bien. En los embarazos múltiples con dos niños es normal engordar entre 15 y 20 kilos. Y si esperas trillizos, entre 22 y 27 kilos. Debes procurar que la báscula no se dispare más allá de estos pesos, ya que al engordar más de lo recomendado, se incrementa el riesgo de parto prematuro. Sobre todo es muy importante controlar tu peso en el primer trimestre de embarazo. No debes asustarte si vomitas más de lo normal, pues en los embarazos múltiples es frecuente tenerlos a menudo. Una galletita de jengibre al levantarte ayuda a no tener vómitos.
 
La embarazada de gemelos también debe descansar más que en un embarazo de un solo bebé. Dos bebés hacen sentir a la madre más pesada, le costará más moverse y guardar reposo con mayor frecuencia ayuda a ahorrar energía.
 

 

     

Prepara con tiempo las cosas de los gemelos

 
Como normalmente los embarazos múltiples se adelantan, deberás preparar las dos bolsas para ir al hospital ya en el séptimo mes de embarazo. En la bolsa para ti no deben faltar zapatillas, bata, varios camisones de apertura delantera, ropa para salir del hospital, sujetador de lactancia, neceser de aseo, braguitas de usar y tirar y discos de lactancia.
 
En la bolsa de los gemelos tendrás que incluir: toallitas, pañales, dos gorritos, pijamas para varios días, dos mantitas, patucos, ropa interior, dos chupetes, crema para las escoceduras.
 
En cuanto a compras de toda la parafernalia infantil (cuna, coche de bebé, productos aseo…), no dejes nada para el último momento porque el parto múltiple suele adelantarse. Una vez que nazcan los niños, ya sólo tendrás ojos para ellos. Es el momento de elegir el nombre de tus pequeños. Evita que sean parecidos o con similares terminaciones. Escoge ropa diferente para que se distingan desde el principio.
 
     
 
 
 
Marta Villalba