Semana 14 de embarazo gemelar monocorial

Cómo se realiza la amniocentesis a una gestante de gemelos

En esta visita te pesarán y tomarán la tensión, como cada vez que acudas a visitar a tu tocólogo. A veces os ponéis un poco nerviosas y la tensión arterial se dispara cuando acudís a la consulta. No te debes preocupar: sólo hay que asegurarse de que se trata de una subida de tipo emocional (el llamado síndrome de bata blanca); para confirmarlo, tómate la tensión cada cierto tiempo fuera de la consulta. Recuerda que la máxima no debe superar 140 mm. Mercurio y la mínima debe estar por debajo de 90 mm. Mercurio.
     
Tipo de alimentos debe comer la embarazada   Te darán los resultados de los análisis del primer trimestre. Quizás necesites tomar suplementos con algo más de hierro de lo que suelen llevar los complejos multivitamínicos. Aunque en estas semanas tan tempranas la anemia ferropénica es muy rara, debes tener cuidado si tenías tendencia a la anemia antes del embarazo.

Te hablarán de la serología: si no has pasado la toxoplasmosis , debes evitar comer carnes poco cocinadas, embutidos frescos como el jamón serrano, el chorizo y el salchichón , evitar el contacto con gatos, sobre todo callejeros; debes lavar la fruta y la verdura muy bien antes de comerla. Si te gusta la jardinería, procura siempre ponerte guantes.
     
     
     
  Si tu grupo sanguíneo eres Rh negativo, te hablarán de la vacuna de la gammaglobulina antiD que hay que ponerte en la semana 28 y después del parto si uno o los dos bebés son Rh positivo.  
     
 
 
 

Cribado combinado en la gestación gemelar

 
Lo más importante de esta visita son los resultados del cribado combinado. Se considera un riesgo bajo de síndrome de Down cuando el riesgo es mayor de 1/1000. En el caso de que el índice de riesgo esté entre 1/270 y 1/1000 se hablará de un riesgo intermedio.
 
En ese caso, debes realizarte una ecografía especial con un ecógrafo de alta resolución  y un ecografista experto para descartar la presencia de alguna alteración ecográfica que alerte sobre problemas cromosómicos o también llamados aneuploidías.
     
Esta ecografía valora no sólo la medición de nuevo de la traslucencia nucal, sino también la presencia de hueso nasal, la presencia o no de insuficiencia tricúspide, la onda a positiva en el ductos venoso y en algunos casos también se mide el ángulo frontomaxilar.  

Ecografía semana 20: Doppler pulsado del cordón umbilical
Doppler pulsado del cordón umbilical

   
Debe realizarse por ecografistas expertos y su duración oscila entre los 20-30 minutos. Si existe la presencia de algún marcador de aneuploidía o síndrome de Down, con un riesgo intermedio en el cribado combinado, te aconsejarán realizar una amniocentesis del gemelo con síntomas de anomalías cromosómicas.  
   
Si el resultado del índice de riesgo es menor de 1/270, indica que existe un riesgo alto de Síndrome de Down y te recomendarán hacer una biopsia corial o una amniocentesis.   Cribado primer trimestre
Ecografías en 2D, 3D y 4D
     
La biopsia corial está indicada antes de la semana 14. Por tanto, si todavía estás de 14 semanas, puedes someterte a esta técnica de la que ya se ha hablado anteriormente. Si la gestación es mayor de 14 semanas, la técnica de elección es la amniocentesis.
 
 

Amniocentesis en gemelos

 
La amniocentesis es una técnica que consiste en la extracción de líquido amniótico de la bolsa que aloja el bebé durante una gestación. Se realiza  introduciendo una aguja muy fina a través de la pared abdominal hasta llegar al interior de la cavidad amniótica donde está el feto rodeado de líquido. Este procedimiento se hace bajo control ecográfico y debe realizarse por ecografistas experimentados. Esta técnica puede emplearse con fines diagnósticos o con fines terapéuticos.
     
Es la técnica más utilizada en el diagnóstico de cromosomopatías fetales (alteraciones de los cromosomas), no sólo en las gestaciones únicas, sino también en las gestaciones gemelares. En esta últimas, se puede realizar  de dos maneras. Bien pinchando primero una bolsa y extrayendo líquido amniótico y luego la aguja, y secundariamente pinchando la otra bolsa con una nueva aguja y volviendo a extraer líquido amniótico. O bien  se puede realizar la amniocentesis con una única aguja en la que se extrae líquido amniótico del primer feto y a continuación, sin extraer la aguja, se atraviesa la membrana amniótica que separa los gemelos y se obtiene líquido amniótico del segundo gemelo desechando los primeros mililitros para evitar la contaminación por el primer gemelo.

La amniocentesis en gestaciones gemelares puede tener un índice de abortos de un 2,7% en comparación con un 1%  en las gestaciones únicas. Otras incidencias que pueden surgir al realizar esta técnica en gestaciones gemelares, es que sólo se obtenga líquido de una bolsa o que se realice de forma fortuita la punción del mismo saco amniótico dos veces.
  amniocentesis prueba - amniocentesis test
     
 

Sangrado de encías

 
En cuanto a ti, notarás que las encías te sangran más frecuentemente con el cepillado de los dientes. Esto se debe a un engrosamiento (hipertrofia) de las mismas y una mayor vascularización (mayor número de vasos sanguíneos). Es importante el lavado bucal con un cepillo de púas blandas y un dentífrico especial para encías sensibles. Un enjuage bucal después del cepillado puede ayudarte a cuidar tus encías.
 
En la zona de la nariz ocurre lo mismo. El aumento de los vasos sanguíneos en las paredes nasales, hace que puedas sangrar con mayor facilidad al sonarte. El sangrado a través de las encías se llama gingivirragia y el nasal, epistaxis.
 
Notarás que pueden aparecer o aumentar el número de lunares o pecas  en cualquier parte del cuerpo. Si observas que algún lunar de los que tenías aumenta mucho de tamaño, cambia de coloración, de forma o se hace más abultado, deberás comsultar a un dermatólogo. Además son frecuentes las manchas en la cara debido al aumento de melanina durante el embarazo, por lo que deberás cuidarte con cremas de alta protección solar. Sabrás que las embarazadas tenéis que protegeros muy bien del sol y eviatar la exposición directa sobre todo al mediodía.
 
La línea marrón que aparece entre el púbis y el ombligo se llama linea alba y también se debe a un aumento de melanina a ese nivel.  En vosotras, las embarazadas de gemelos, se colorea mucho antes y no  suele desaparecer  hasta unos meses después del parto.
 
Puede aparecerte vello y pequeñas verrugas en la pared abdominal. En principio no es aconsejable que te depiles en el abdomen a no ser que lo encuentres muy antiestético o que te digan en las ecografías que el vello dificulta la transmisión de los ultrasonidos y la visualización de los bebés.
 
 

Cómo se detecta el síndrome de tranfusión fetofetal

 
La parte baja del abdomen ya se nota agrandada e hinchada y has perdido la cintura, por lo que la ropa de embarazada, aunque te quede un poco grande, será con lo que más cómoda estás. Pero, en general,  a partir de ahora te encontrarás mucho mejor, menos cansada y con menos náuseas. Habrás suspendido la progesterona –en caso de haberla necesitado para mantener la gestación- y comenzarás a disfrutar de un embarazo que a muchas de vosotros tanto os ha costado conseguir.

 

     
  A partir de ahora comienzan las ecografías para descartar la presencia del síndrome de tranfusión fetofetal.

En ellas se valora la viabilidad de los fetos, se medirán los tamaños de las vejigas de los hermanos, así como la cantidad de líquido amniótico de cada bolsa. ¿Cómo? Según las columnas máximas de líquido amniótico: si en una bolsa la columna máxima de líquido amniótico es menor de 2 centímetros y en la otra  es mayor de 8 centímetros, podemos decir que estamos ante un síndrome de transfusión fetofetal.
 

Ecografía embarazo: siameses

    Ecografía 2D y 3D de Siamenes


     
  Se tomará la tensión arterial en cada visita. El peso no se controla en cada visita quincenal sino cada cuatro semanas  
     

 

 
Dra. María de la Calle Fernández-Miranda
Responsable de la Consulta de Embarazos Múltiples
Unidad de Tocología de Alto Riesgo del Servicio de Obstetricia del Hospital La Paz (Madrid)