Desmontando mitos: "Si tienes ardores, tu bebé nacerá con mucho pelo"

La acidez de estómago no tiene nada que ver con el cabello del feto

 

     
  Desmontando mitos: "Si tienes ardores, tu bebé nacerá con mucho pelo"  

Nada más comer experimentas en el pecho una especie de ardor o quemazón que resulta muy incómodo. Al comentarlo con una conocida, ésta te auguró que tu bebé tendría mucho cabello.

Este es uno de los mitos más difundidos del embarazo: relacionar los ardores estomacales con la cantidad de pelo que tendrá el bebé al nacer. Sin embargo, no tiene nada que ver.

     

 

Los ardores o acidez de estómago -el término médico es pirosis- es una molestia muy frecuente en el embarazo. Es una sensación de quemazón dolorosa en el pecho, garganta o en la boca del estómago Aparece generalmente sobre el tercer trimestre de embarazo, pero algunas mujeres se refieren a él ya en el primero o en el segundo. "Es el síntoma del reflujo del contenido gástrico hacia el esófago", explica el doctor Jackie Calleja, ginecólogo adjunto del Hospital Quirón, de Madrid, cuyo recubrimiento no está preparado para la acidez de los jugos del estómago. Es decir, el contenido del estómago, en lugar de permanecer en el mismo, como debería ser, y continuar  su camino hacia el intestino delgado, recorre el camino "contrario" y suben al esófago.
 

 

Por qué se producen los ardores en el embarazo

 
Como cuenta el doctor Calleja, el reflujo se produce por varios motivos. Por un lado, la progesterona, una hormona muy presente en el embarazo, produce una relajación de las musculatura lisa, lo que provoca la pérdida de tono de la válvula que se encuentra entre el estómago y el inicio del esófago (llamada cardia) y favorece la regurgitación jugos del estómago hacia el esófago.
 
 
     
  Por otro lado, a medida que el útero aumenta de tamaño, se va "haciendo hueco" y desplaza el estómago y el diafragma hacia arriba, lo que facilita que el contenido del primero ascienda. Es decir, en su origen nada tiene que ver si el bebé que crece dentro del útero materno tiene más o menos pelo.  
     
 

 

Cómo se puede prevenir los ardores en la embarazada

 
Para evitar o mitigar el ardor de estómago, el doctor Calleja da estos consejos prácticos:
   
      Cómo se puede prevenir los ardores en la embarazada
•    Acostarse dos o tres horas después de haber cenado.  
   
•    Evitar algunos alimentos, como el chocolate, los alimentos muy grasos, el café, el té, las bebidas carbonatadas…
   
•    Hay que evitar los alimentos picantes y los aderezos muy grasos.
   
•    Dormir con la espalda algo incorporada.
   
•    No hacer solo dos comidas copiosas al día, sino fraccionar las comidas en pequeñas cantidades.
     
       
Si a pesar de tomar estas medidas dietéticas las molestias en la digestión continúan, consúltalo con tu médico. Actualmente hay medicamentos que te pueden ayudar a combatir los ardores de estómago que son seguros en el embarazo. Eso sí, jamás te automediques, y toma sólo aquellos fármacos que te recete tu médico.
 

 

 

El cabello de los bebés

Ardor embarazazda: el cabello de los bebés   Hay bebés que nacen sin apenas cabello y otros, en cambio, llegan al mundo con una auténtica mata de pelo. Ambos casos son completamente normales y en todos ellos las madres pueden o no padecer ardores estomacales.

Tanto los bebés que nacen con apenas una pelusilla como aquellos que lo hacen con melena, perderán en pocos meses ese pelo. Normalmente, primero pierden el cabello de la nuca o de los lados por la fricción al dormir, y a continuación, el resto. Hacia los seis meses, crecerá otro cabello, más maduro, y que puede ser de un color bien diferente al del nacimiento.
     

 
Ángela del Tío