Guía práctica para preparar tu embarazo

Toma ácido fólico tres meses antes de concebir

¡Ya está! Tu pareja y tú habéis decidido que queréis ser padres. Así que ha llegado el momento de cuidarte y prepararte para que desde la concepción de tu organismo se encuentre al cien por ciento y el bebé pueda desarrollarse sano.

Con la ayuda de la doctora Marisa Gómez Trimiño, ginecóloga del Hospital Nisa-Pardo Aravaca, de Madrid, te vamos a contar cómo debes cuidarte a partir de ahora. Lo esencial: visita a tu ginecólogo, lleva una vida sana y no olvides tomar tu suplemento diario de ácido fólico.

Ángela del Tío

Díselo a tu ginecólogo

En cuanto empieces a tener relaciones sexuales sin método anticonceptivo conviene que acudas a tu ginecólogo. Es lo que se llama la consulta preconcepcional. ´En esa consulta se pesa la paciente, se le toma la tensión, se recomienda un citología si no se ha hecho en el año anterior, y una analítica completa. Se dan consejos sobres hábitos alimentarios, estilo de vida, prácticas que pueden suponer un riesgo. Además se prescribe una analítica y se comprueba si está inmunizada a infecciones como la toxoplasmosis o la rubeola´, señala la doctora Gómez Trimiño; de no estarlo en este último caso, se aconseja la vacunación, con la precaución de mantener las medidas anticonceptivas durante tres meses más. En esa consulta, además se pregunta por antecedentes familiares de enfermedades para tratar de minimizar los riesgos posibles. ´También se pregunta sobre la profesión materna, ya que pueden estar expuestos a determinados riesgos´, añade.