El desarrollo del feto semana a semana

La aventura de la vida desde la concepción hasta el parto

El mundo del bebé antes de nacer hasta hace unas pocas décadas era todo un misterio. Cómo crecía el feto, cómo se desarrollaban sus órganos o cómo se movía, solo se podía suponer. Los médicos desconocían cómo se producía la formación del bebé desde la semana uno hasta su nacimiento. Pero hoy, gracias a nuevas tecnologías como los ultrasonidos, se ha conseguido "invadir" ese ignoto territorio y sabemos cómo se forma el bebé desde el primer día, cuando dos diminutas células se unen, el óvulo y el espermatozoide, y se produce la fecundación hasta el momento del parto. ¿Cómo es un embrión en la semana 4?  ¿Y un bebé con 33 semanas de gestación? ¿Cuánto pesa y mide con 29 semanas de embarazo...? Aquí explicamos detalladamente, cómo se desarrolla el feto semana a semana.

Desarrollo fetal: todas las semanas del embarazo

¿Cómo se desarrolla el feto semana a semana?


En esta serie vamos a descubrir cómo es ese desarrollo y los fascinantes cambios que se producen cada semana en el bebé, para que las futuras madres puedan saber cómo crece su hijo dentro de su útero. Además, os damos consejos sobre cómo deben alimentarse para que su pequeño se desarrolle perfectamente y para que se sientan mejor.  

¿Cuáles son las etapas del desarrollo fetal?


Desarrollo embrionario e implantación

Durante las 40 semanas que dura el embarazo, el desarrollo del bebé pasa por diversas etapas.

  • Desde la semana 0 hasta el 10º o 12º día se corresponde con el desarrollo del blastocito: El cigoto, la célula que se forma cuando el espermatozoide fecunda al óvulo, se divide en otras muchas, hasta convertirse en una mórula.  Al tiempo que “viaja” por la trompa de Falopio hasta llegar al útero y se produce la implantación embrionaria.
  • Desde la semana 2 (que en realidad corresponde a la semana 4 del calendario del embarazo) hasta la 8 ocurre la etapa embrionaria. Tu bebé aún es un embrión, del tamaño de un grano de arroz. No tiene un aspecto humano, sino que más bien parece un “renacuajo”. En la semana quinta se desarrolla un primitivo corazón que a partir de entonces latirá sin descanso. Y en la semana 6 ya se aprecian lo que serán sus ojos y la columna vertebral. El desarrollo embrionario es clave para la salud del bebé: son los llamado periodos sensibles del desarrollo, esenciales para que las principales estructuras y órganos del bebé se formen adecuadamente.
  • Si estás buscando un embarazo, averigua tu fase fértil con la calculadora de la ovulación de Natalben. ¡Pincha aquí!
  • Desde la semana 8 el bebé ya es todo un feto. A partir de ahora, los médicos dividen el embarazo en tres etapas: primer trimestre, hasta la semana 12; segundo trimestre que abarca desde la semana 13 a la 25; y el tercer trimestre, que va desde la semana 26 hasta el nacimiento del pequeño que suele ocurrir entre las semanas 36 y 40.

Feto en la semana 38 de embarazo: ilustración

¿Cuándo se considera que el feto es ya un bebé?

Si te haces una ecografía en 4D (entre la semana 24 y 30 de embarazo es el mejor momento), es muy probable que la imagen que veas en la pantalla del ecógrafo sea muy similar a la de un bebé recién nacido. Sobre todo, si te la haces avanzado el tercer trimestre, cuando ya está más regordete Sin embargo, para los médicos hasta que tu hijo no nazca, le van a seguir considerando un feto. Así que, no te extrañe que en los informes médicos aparezca la frase “feto de 36 semanas”.

¿Cómo es el desarrollo del bebé en el útero? 


Feto sacando la lengua en ecografía

El crecimiento del bebé dentro del vientre materno es muy importante. Tanto que puede condicionar su salud al nacer, en la infancia y en la edad adulta. Hoy gracias a tecnología podemos ver cómo crece y cómo se forman, los ojos, las orejitas, los dedos de su mano o incluso sus órganos internos, como el corazón o los riñones.

¿Dónde va la orina del feto dentro del útero?

Pero los investigadores han podido saber también cómo es el día a día del bebé dentro del vientre materno. Sabemos que el bebé ya en la semana 12 se chupa el dedo y traga líquido amniótico, lo digiere y por supuesto lo expulsa en forma de orina.

¿Y dónde va ese pipí que “fabrica” el bebé? Retorna de nuevo al líquido amniótico, creándose un “circuito cerrado” perfecto. De hecho, cuando en las ecografías se detecta que un bebé tiene poco líquido amniótico se puede sospechar algún problema en su sistema urinario.

¿Cómo se forman los ojos en el bebé?


Cuando el bebé nazca, podrá ver oír, oler, degustar y sentir a través de su piel. Pero sus sentidos se desarrollan mucho antes, en el vientre materno. Y lo hacen muy pronto. Tomemos como ejemplo los ojos.

  • Hacia la semana 5ª de embarazo se aprecian unas manchas oscuras a los lados de la cara que poco a poco se desplazan hacia el frente.
  • En la octava semana, se forma la pupila y las primeras conexiones nerviosas que van a permitir captar la luz.

Aunque su mundo dentro del útero es oscuro, se sabe que si en el segundo trimestre de embarazo se acerca un foco de luz al vientre materno, el bebé ya aparta la cara. Fascinante, ¿verdad?

Ojos del feto en desarrollo: cómo se forman

¿Qué es lo último que se forma en el feto?


Cuando nazca tu bebé, será perfecto. Desde el momento que salga de dentro de ti y te le pongan sobre tu pecho, no te cansarás de mirar sus deditos, sus manitas, su carita… A simple vista no le falta nada. Sin embargo, unos órganos fundamentales para la vida acaban de ponerse en marcha: los pulmones.

Dentro de ti, tu bebé no los necesitaba. Estaban formados, pero a diferencia de otros órganos, como el corazón o los riñones, no “funcionaban”, ya que el oxígeno le llegaba a través del cordón umbilical procedente de la placenta. Pero al nacer tomará su primera bocanada de aire y sus pulmones se llenarán de oxígeno y también de vida. Su desarrollo fetal ha terminado y comienza otra apasionante aventura.

Sigue leyendo para adentrarte en este maravilloso acontecimiento que es el desarrollo de tu bebé dentro de ti.

Busca tu semana del desarrollo fetal: de la 1 a la 42


 

Caridad Ruiz
Redactora experta en Salud