Malformaciones congénitas: la importancia de los folatos

Durante el embarazo

 
Consecuencias del déficit de ácido fólico en gestantes.
 
Los folatos son un complejo de vitaminas que se encuentran en vegetales y carnes. Son un tipo de nutriente que nuestro organismo requiere en cantidades pequeñas; no obstante, su deficiencia tiene importantes consecuencias ya que desempeñan funciones esenciales. Las necesidades de folatos del cuerpo humano se incrementan en determinadas etapas de la vida como son la adolescencia, el embarazo y la lactancia. Esto se debe a que, en esos momentos, el organismo sufre un rápido crecimiento y  una actividad metabólica mayor.
 
Los folatos forman parte de un grupo de compuestos vitamínicos del grupo B que derivan del ácido fólico. Su función principal consiste en formar las moléculas de ADN y ARN (elementos que construyen el código genético). Por lo tanto, el ácido fólico es vital para el crecimiento y función de las células.
 
Debido a su importante función, la deficiencia de ácido fólico antes de la concepción y durante los primeros meses del embarazo se asocia directamente con defectos congénitos en el sistema nervioso (cerebro y médula espinal).
 
El déficit de folatos durante el embarazo se asocia con varias patologías de la gestación como son:
 
 •  Bajo peso del recién nacido
   
•  Alteraciones de la placenta. Por ejemplo, el desprendimiento prematuro de placenta que tiene importantes consecuencias en el bienestar del feto.
   
•  Sangrados uterinos durante el tercer mes de embarazo.
   
•  Lesiones precursoras de cáncer de cuello de útero y colon.
   
•  Elevación en los niveles plasmáticos de una sustancia que es la homocisteína considerada hoy un factor de riesgo independiente de enfermedades cardiovasculares.
Pero la asociación más importante es, como ya se ha indicado, con los defectos del cierre del tubo neural. Estas alteraciones son una serie de anomalías congénitas que se caracterizan por la ausencia de fusión, durante el desarrollo embrionario, de las estructuras músculo-esqueléticas que se encargan de proteger al sistema nervioso, dejando a los órganos nerviosos sin dicha protección al nacer.
   
  De todo esto se puede deducir la importancia que tiene que toda mujer con deseo de quedarse embarazada acuda lo más pronto posible a su médico para que se le pueda recetar a tiempo el suplemento de fólico, antes del embarazo si es posible.