Recupera el periné después del parto

Ejercicios y dieta, claves para el postparto

  PUBLICIDAD
   
  Solución limpiadora para pieles dañadas
  que limpia, calma y regenera
 
   
   
 
      Epixelle
  La episiotomía en el parto
     
  Tipos de episiotomía
  Indicaciones episiotomía
  Prevenir desgarros en el parto
  Cómo evitar la episiotomía en el parto
  Cuándo hacer la episiotomía
  Complicaciones de la episiotomía
  Cuidados de la episiotomía
  Recuperar el periné después del parto
     

 

 

     
     
  Recuperar el periné después del parto  
       
    Poner a punto el periné y recuperar su fuerza y elasticidad debe ser una máxima para ti cuando hayan pasado los días más dolorosos del posparto. La práctica sistemática de ejercicios de Kegel, el masaje perineal (cuando se hayan caído los puntos) o ejercicio al aire libre, entre otras cosas, ayudarán a tu restablecimiento.     
       
       
  Ejercicios de Kegel  
       
    Los ejercicios de Kegel deben iniciarse lo antes posible, incluso aunque tengas puntos en el periné, siempre que no aparezca dolor al realizarlos.  
       
    Como recomendación, puedes darte una tregua los días que permanezcas ingresada en el hospital, pero al llegar a casa debes plantearlo como ejercicio diario. El objetivo, para que sea efectivo, es realizar 150 contracciones, repartidos en varias sesiones a lo largo del día. Para no olvidarte de realizarlos, puede ser útil asociarlo a alguna actividad frecuente, como los momentos en los que se da el pecho al bebé.  
       
       
  Otro tipo de ejercicio  
       
    Caminar es el ejercicio más adecuado en el posparto, pues no lesiona el suelo pélvico, mejora la circulación favoreciendo el retorno venoso y es un ejercicio aeróbico que quema calorías. Salir a pasear diariamente es beneficioso para la madre y el bebé.  
       
    Los ejercicios circulatorios aprendidos en el embarazo son también beneficiosos tras el parto. Movimientos circulares, de flexión/extensión de pies… mejoran el retorno venoso y por tanto el edema de miembros inferiores y las varices.  
       
       
  Relaciones sexuales  
       
    Las relaciones sexuales con penetración pueden iniciarse una vez que los loquios (sangrado posparto) han finalizado y apetezca. Debido al estado hormonal tras dar a luz, en especial si damos lactancia materna, puede aparecer sequedad vaginal. Por ello, se recomienda utilizar lubricantes para evitar molestias de periné.  
       
    Antes de iniciar las relaciones sexuales, es útil realizar masaje de periné, pues ayuda a perder el miedo al dolor, familiarizarse con el estado del periné y recuperar la flexibilidad de la cicatriz.  
       
       
  Masaje periné postparto  
       
    El masaje de periné se puede iniciar una vez que se han caído los puntos. Se puede utilizar un hidratante como aceite de rosa mosqueta o aceite de almendras, que ayuda a que los dedos se desplacen mejor e hidrata la cicatriz, para dar flexibilidad a la piel y que la cicatriz quede más elástica.  
       
       
  Evitar el estreñimiento  
       
    Evitar el estreñimiento con una dieta rica en fibra (fruta, verdura, legumbres, cereales integrales) e incrementando la ingesta de líquidos. No se debe tener miedo por los puntos, aunque es clave evitar el estreñimiento para no ejercer más presión en el periné al defecar en el suelo pélvico, debilitado por el embarazo y el parto.  
       
       
 
Lucía Moya. Matrona