El "punto para el marido": ¿Mito, realidad o malentendido?

Durante el parto y el posparto, consulta todas tus dudas con la matrona

A raíz de la publicación de un cuento ("The husband stitch"), se ha generalizado la idea de que lo narrado en ese relato, escrito por Carmen María Machado, sea una realidad: Que el ginecólogo o matrona que atiende el parto daría un punto extra en la sutura de la episiotomía, para la satisfacción del marido en las futuras relaciones sexuales. De ahí lo de "punto para el marido". Algunas mujeres se han visto "reflejadas" y se ha generado cierta ansiedad entre todas, embarazadas o no. Vamos a intentar aclarar algunos aspectos en los que hay mucho de leyenda o mito y poco de realidad actual. Pero comencemos por el principio...

¿Qué es la episiotomía?


Durante el periodo expulsivo puede ser necesario realizar un corte en la parte final de la vagina, hacia el periné, para hacer mas amplia la salida de la vagina. Después del parto ese corte o episiotomía se debe suturar.

 También existe la posibilidad de que se produzca un desgarro de forma natural para ampliar esa salida de la vagina, igualmente debe ser suturado. Ahora llega la gran pregunta que se hacen muchas embarazadas y madres recientes estos días:

Qué es el "punto para el marido"

¿Existe la práctica de suturar la episiotomía o los desgarros vaginales, con un punto de más para satisfacción del varón durante el coito?


  • Durante mi práctica profesional nunca oí hablar de posibilidad de dar semejante punto. Ninguna de las matronas u obstetras con los que he trabajado han llevado a cabo dicha práctica.
  •  Desconozco si en otras épocas o culturas se realiza, en España, por lo que yo conozco, no.
  • Tengamos en cuenta que las matronas somos mayoritariamente mujeres y entre los obstetras el porcentaje femenino es, igualmente, importante. Resulta poco probable que una mujer realice una sutura en la vagina de otra mujer sólo para satisfacción posterior del varón, ¿no?
  • Lo que si pueden existir son comentarios desafortunados durante la sutura, del estilo: “Te va a quedar mejor que antes” o “Vas a quedar como nueva”. Esos comentarios pueden llevar a la creencia de que se está suturando para disminuir el tamaño de la abertura de la vagina, cuando no es cierto.

Qué es el "punto para el marido" en una episiotomía

¿Es posible “dar un punto de más”?


Cuando se realiza una sutura hay que dar los puntos justos. La episiotomía o los desgarros se suturan “por planos”. Esto quiere decir que hay que suturar planos de las mismas características, músculo con músculo, vagina con vagina o tejido subcutáneo con tejido subcutáneo …Y los planos se suturan uno a uno.

Dar un punto de más supone suturar planos diferentes o lo que es peor, intentar suturar piel con piel cara a cara. Esto sería más o menos como intentar coser un dedo a otro e intentar que ambos “peguen”.  

Cualquier profesional desea que la cicatriz quede lo mejor posible y la zona lo mejor reparada posible, para evitar padecimientos y molestias posteriores.

¿Qué ocurre cuando la sutura está demasiado apretada?


Lo más probable es que se abran los puntos por exceso de tensión. Es una circunstancia temida por todos los que nos dedicamos a la obstetricia, una cicatriz dehiscente supone un problema serio para la madre, con riesgo de infección y de secuelas. Cuando esto ocurre la herida debe curar, generalmente, por lo que llamamos “segunda intención” es decir, por sí misma. Suele ser una curación larga, dolorosa y complicada.

¿Se realizan episiotomías sistemáticas en los partos?


No. Tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como las diferentes asociaciones de matronas o de obstetras lo desaconsejan. Sólo se realiza episiotomía en caso de necesidad.

¿Me advertirán si me hacen una episiotomía?


Normalmente, sí. Incluso en caso de episiotomía de urgencia la práctica habitual es explicar a la mamá la necesidad de realizar el corte y por qué se realiza. Después te indicarán la necesidad de suturarla y valorarán si tienes o no anestesiada la zona. Puede que, si no tienes anestesiada la zona, te ofrezcan la posibilidad de administrarte anestesia local.

¿Por qué me molesta tanto la sutura después del parto?


Muchas mujeres comentan en consulta que tienen la impresión de que se les "han dejado más pequeña” la abertura vaginal. Esto puede ser una falsa percepción debido a estas circunstancias:

  • Tanto si te realizaron episiotomía como si tuviste un desgarro que fue necesario suturar, es necesario comprender que existe un proceso de cicatrización. Esto supone cierta sensación de tirantez o dolor.
  • Incluso si no fue necesario dar ningún punto, en la zona interna de la vagina existen pequeños desgarros o laceraciones provocados por el paso de la cabeza del bebé que, igualmente, tienen que cicatrizar.
  • Además, la recuperación de un parto supone la vuelta a la normalidad de la vagina. Generalmente, después del parto se produce cierta sequedad vaginal, en contraposición con la mayor producción de flujo existente durante la gestación.

Verdades sobre el "punto para el marido" en la episiotomía

  • Esta circunstancia se hace mas llamativa si damos el pecho al bebé. De modo que si sumamos reparación de los tejidos y menor lubricación la sensación que tenemos es tremendamente desagradable y en muchas ocasiones las mujeres piensan, erróneamente, que su vagina ha disminuido de tamaño. 

Nuca te quedes con la duda: consulta a tu matrona

  • No tengas miedo de preguntar durante tu parto sobre cómo van las cosas
  • Acude a las revisiones posparto con tu matrona, no te pierdas ninguna
  • Si después del parto tienes molestias, contacta con tu matrona: Ella te aconsejará y te explicará la razón de tus molestias.

 

 
Natividad García
Matrona del Hospital Clínico San Carlos (Madrid)